¡Más madera!

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La región latinoamericana vivirá este año una expansión de sus exportaciones en un 21,4%, en contraposición a la caída que sufrió el comercio en 2009, de un 22,6%, según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), donde se hace un balance de la última década y se proyecta el desempeño comercial para este año, el cual cree que será positivo gracias a la reactivación del comercio. Sin embargo, el organismo ha advertido que la actual estructura de la región está «anclada» en los recursos naturales. Además, a principio de semana, otro informe de la Cepal aseguraba que habrá una situación de incertidumbre económica en la región para el año 2011. La región latinoamericana vivirá este año una expansión de sus exportaciones en un 21,4%, en contraposición a la caída que sufrió el comercio en 2009, de un 22,6%, según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), donde se hace un balance de la última década y se proyecta el desempeño comercial para este año, el cual cree que será positivo gracias a la reactivación del comercio. Sin embargo, el organismo ha advertido que la actual estructura de la región está «anclada» en los recursos naturales. Además, a principio de semana, otro informe de la Cepal aseguraba que habrá una situación de incertidumbre económica en la región para el año 2011.

Presenciamos un día más cómo siguen surgiendo noticias positivas referidas a la salud económica en Latinoamérica. La última proviene de un informe realizado por la Cepal, denominado «Panorama de la inserción internacional de América Latina y el Caribe 2009-2010», en el cual se publica el aumento de las exportaciones en 2010, con el principal protagonismo de las materias primas como causa del aumento de la actividad comercial.

Este aumento es llamativo por el radical cambio de estas cifras de este año al anterior. En el 2009, el dato reflejaba una disminución del 22,6%, muy distinto a la suba de 21,4% que se ha publicado en el documento ‘Panorama 09-10’. Este repunte debe entenderse gracias a las exportaciones hacia Asia, con un papel destacado de China y a la normalización de la demanda en EEU. La tasa de crecimiento de las exportaciones de la región a China pasó de -2,2% en el primer semestre de 2009 a 44,8% en el mismo periodo de 2010.

Cierto es que la presencia de materias primas en América Latina es la principal causa de esta subida, lo cual diferencia de manera muy visual los dos tipos de países que existen en la región. Por un lado tenemos aquellos que se aferran a las commodities, principalmente en América del Sur, mientras que las naciones que se basan en la importación de productos básicos, con dependencia del turismo y las remesas, no han visto un gran aumento en su comercio, como Centroamérica y el Caribe.

«El mejor desempeño, corresponde a los países exportadores de materias primas, mientras que la recuperación es más lenta, en los países importadores de productos básicos y dependientes del turismo y las remesas», informó el organismo dependiente de Naciones Unidas (ONU) en su documento.

El análisis anuncia que la estructura comercial basada en las exportaciones debe empezar a cambiar, ya que continúan con el mismo modelo que en la década de los 90.

La secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, sostuvo que «la diversificación exportadora, un fuerte impulso a la competitividad y la innovación y una mayor cooperación regional permitirá a América Latina y el Caribe mejorar la calidad de su inserción en la economía global».

Mientras en 1999 las materias primas suponían el 26,7% del total de las exportaciones de los países suramericanos, en 2009 correspondieron al 38,8%, agregó la Cepal

Pero no todo son buenas noticias para la región. Otro informe presentado por la Cepal anuncia que habrá una situación de incertidumbre ante la desaceleración que viven las economías europeas y estadounidense. La lenta recuperación que experimenta EEUU y la crisis fiscal europea ha provocado que la Cepal haya previsto un crecimiento en América Latina para 2011 de 3,9%, muy inferior al 5,2% de este año.

La Cepal, de igual forma, parece poner de preaviso a las economías latinas. Los momentos críticos por los que pasan Europa y EEUU hacen peligrar la bonanza económica que se respira en la mayor parte del continente.

El director de la División de Desarrollo Económico de la Cepal, Osvaldo Kacef, dijo

que es fundamental, para el estado de salud de las economías latinas, cómo se resuelva la crisis fiscal europea.

“Para América Latina, Europa es muy importante y el impacto que esto (la crisis fiscal europea) pudiera tener sobre la volatilidad de los mercados financieros y en el precio (a la baja) de los productos básicos podría repercutir en la región”, señaló el experto.

Con todo esto, la Cepal estima que Latinoamérica crecerá en 2011 un 3,9%, muy inferior al pronóstico de este año, el cual llega al 5,2%. “Todo esto abre un panorama de bastante incertidumbre para América Latina para 2011”, señaló Kacef y dijo que las interrogantes e incertidumbres sobre la economía mundial podrían afectar el panorama regional en el mediano plazo.

El funcionario de la Cepal sostuvo que la pregunta es “cómo se va a insertar la región en un mundo que crezca poco y en el que la participación de los países en desarrollo va a ser cada vez más necesaria para que el dinamismo de la economía mundial se mantenga”.

Mientras un informe del PNUD, el programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, señala que America Latina es la región más desigual del planeta, encontrando en este región diez de los quince países más desiguales del mundo.

El coeficiente Gini que mide esta variable, es un 65% más elevado que en los países de ingresos altos, un 36% más que en el este asiático y un 18% más que en el África Subsahariana. Y si el crecimiento económico es desigual, la desigualdad en sí también lo es: Bolivia, Haití y Brasil tienen un índice Gini superior al 55% en tanto países como Costa Rica, Argentina o Venezuela apenas llegan al 49%. Pero hay datos que inquietan aún más, 190 millones de latinoamericanos viven en la pobreza y 32 millones de niños en situación de pobreza extrema.

Con la situación actual, de crisis e incertidumbre económica, no se puede asegurar que pasará el día de mañana, pero si podemos acertar al afirmar que América Latina vive un buen momento, esquivando la crisis e incluso beneficiándose de ella. Lo podemos comprobar con el aumento de exportaciones, aunque por otra parte se prevé cierta desaceleración en la economía de la región. El cambio de modelo es a lo que tiene que aspirar el continente para poder seguir por este buen camino y salir del grupo de los países que aportan las materias primas, y entrar en el que las recibe.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA