Los sindicatos acusan al Banco de España de una supervisión deficiente de las cajas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los sindicatos españoles han criticado abiertamente al Banco de España. A su entender, ha realizado una supervisión deficiente de las cajas de ahorro hasta permitir la actual situación crítica, con el anuncio de hoy de su presidente de la nacionalización de Novacaixagalicia, Unnim y CatalunyaCaixa. Los sindicatos españoles han criticado abiertamente al Banco de España. A su entender, ha realizado una supervisión deficiente de las cajas de ahorro hasta permitir la actual situación crítica, con el anuncio de hoy de su presidente de la nacionalización de Novacaixagalicia, Unnim y CatalunyaCaixa.

Con esa contundencia se expresan fuentes de CCOO y UGT consultadas por Americaeconomica.com, que exigen también responsabilidades a los gestores de las entidades. En total, el Estado español ha gastado por el momento 7.551 millones en el rescate del sector.

CCOO considera que es el supervisor, “que no ha tutelado correctamente”, y los gestores de las entidades, los que “deben responder” por la nacionalización, por lo que en ningún caso permitirán que haya más despidos en las cajas. En la misma línea ahonda UGT, que pide además “la dimisión de los gestores por no haber hecho bien su trabajo”. En el caso de Novacaixagalicia, no obstante, los representantes de los trabajadores ya arrancaron al presidente del nuevo banco, José María Castellano, la promesa de que no habría más recortes.

La opinión del regulador sobre las responsabilidades es bien diferente. A diferencia de en el caso de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), el Banco de España mantendrá a los actuales gestores de Novacaixagalicia, CatalunyaCaixa y Unnim, según ha confirmado Ordóñez durante su comparecencia ante los medios para explicar el proceso de recapitalización del sector.

El gobernador ha explicado que la situación en la que se encuentran estas tres entidades no es comparable a la de la CAM, ya que “son viables”. Por ello, el supervisor ha decidido otorgar una “segunda oportunidad a los gestores” para que completen la recapitalización. El Fondo de reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha inyectado 568 millones de euros en Unnim, que se suman a los 380 millones de ayudas ya recibidas. Otros 1.718 han ido a CatalunyaBanc (ya había recibido 1.250) y 2.465 millones a NCG, a quien ya se le habían prestado 1.162 millones de euros.

Tras estas ayudas públicas, el FROB es propietario ahora del 100% de Unnim, la firma resultante de la fusión de Caixa Sabadell, Caixa Terrassa y Caixa Manlleu. También tiene el 90% del capital de Catalunya Banc, el banco de CatalunyaCaixa. Mientras, el Estado ha tomado el 93% de las acciones de NCG Banco, integrado por las dos cajas gallegas.

Las valoraciones que ha realizado el supervisor de las entidades en estas inyecciones también han levantado las quejas de los sindicatos, que consideran que se están “infravalorando las cajas”. En concreto, el Banco de España se ha hecho con un 100% de Unnim, por lo que la nacionalización de la entidad se ha hecho por el precio simbólico de un euro. Las inversiones en Novacaixagalicia y CatalunyaCaixa se han realizado con unas valoraciones respecto a los libros del 12% y el 9% respectivamente.

Ordóñez ha explicado además que en el caso de Novacaixagalicia, cuando los inversores privados que ya han comprometido su inversión quieran entrar, deberán pagar unos intereses de un 12,5% respecto a lo pagado por el FROB. El plan de la caja gallega es recomprar, a través de estos inversores, parte de las acciones en manos del Estado antes de finales de año.

La recapitalización del sector financiero ha finalizado con la aportación de 7.551 millones de euros del FROB y la captación de 5.838 millones de capital privado. En total, 13.389 millones, 1.763 millones menos de los 15.152 estimados inicialmente. Esta reducción ha sido posible gracias a la reconversión de las cajas en bancos. Según el decreto de solvencia aprobado por el Gobierno en primavera, los bancos deben alcanzar un core capital del 8%, por el 10% de las cajas.

El gobernador ha abierto además la puerta a nuevas recapitalizaciones ya que, tal y como ha explicado, el esquema español no es fijo, sino que las entidades deberán cumplir los estándares de solvencia todos los años.

«Lo peor de lo peor»

Durante su comparecencia en rueda de prensa el gobernador del banco de España no ha evitado referirse a la CAM, actualmente en proceso de subasta. La caja alicantina es “lo peor de lo peor”, según ha señalado Ordóñez, que ha añadido que, como persona “me parece escandalosa” la situación que se ha vivido con las pensiones de sus directivos.

No obstante, Ordóñez ha señalado que hay que ajustarse al derecho, y tras la intervención hay que seguir un protocolo determinado. Los servicios jurídicos del supervisor serán “claves si procede abrir un expediente”. “Hay que hacerlo con un cuidado exquisito”, ha recordado el gobernador, que ha señalado que todas las posibilidades están abiertas en el proceso de adjudicación de la entidad.

En otros asuntos, Ordóñez ha destacado asimismo en su intervención que Liberbank y BMN tienen 25 días adicionales para cumplir con la solvencia mínima. Si al cierre de ese plazo no han conseguido captar el capital necesario, el FROB entrará en ellas del mismo modo que ha hecho en Novacaixagalicia, Unnim y CatalunyaCaixa, con lo que la aportación de las ayudas públicas se elevará.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA