Los planes sociales de Humala, pendientes de las mineras

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Perú, Ollanta Humala, apuntó que el lunes su Gobierno iniciará conversaciones con la cámara que agrupa a las empresas mineras, con el fin de consensuar la aplicación del impuesto a las sobreganancias en las compañías de ese sector. Y es que el nacionalista no podrá ejecutar los proyectos de inclusión social que prometió en su campaña sin dinero, por ello, el mandatario, en sus primeros días en el poder, se ha centrado en recaudar fondos a través de proyectos energéticos. El presidente de Perú, Ollanta Humala, apuntó que el lunes su Gobierno iniciará conversaciones con la cámara que agrupa a las empresas mineras, con el fin de consensuar la aplicación del impuesto a las sobreganancias en las compañías de ese sector. Y es que el nacionalista no podrá ejecutar los proyectos de inclusión social que prometió en su campaña sin dinero, por ello, el mandatario, en sus primeros días en el poder, se ha centrado en recaudar fondos a través de proyectos energéticos.

El ministro de Energía y Minas, Carlos Herrera, explicó que el nuevo tributo, que no afectará la competitividad de las compañías, ayudará a cubrir las necesidades de la población. El país, que alberga vastas reservas de minerales con inversiones previstas por 40.000 millones de dólares (28 millones de euros) para la próxima década, enfrenta conflictos sociales en el sector en demanda de mayores beneficios y mayor cuidado ambiental.

El político apuntó que es fundamental impulsar confianza y credibilidad para incentivar las inversiones extranjeras en favor del desarrollo de Perú, y destacó que el sector minero es la «locomotora del crecimiento del país», cuya economía se expandió un 8,78% el año pasado. Y es que el 72% de las exportaciones peruanas provienen del sector de energía y minas.

Sin embargo, reconoció que será un reto estimular el crecimiento y al mismo tiempo cumplir con el objetivo del Gobierno del presidente Ollanta Humala, el de que la distribución de la riqueza llegue a los menos favorecidos. El nacionalista no podrá ejecutar los proyectos de inclusión social que prometió en su campaña sin dinero, por ello, el presidente peruano, se ha centrado en recaudar fondos a través de proyectos energéticos.

Por otro lado, el político explicó que el Gobierno de Humala propondrá que el pago por el derecho de explotar o usar los recursos naturales, conocido como canon minero, no salga del mismo Impuesto a la Renta que se paga actualmente. Por su parte, representantes de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) ratificaron estar dispuestos a negociar con el nuevo Gobierno sobre el impuesto a las sobreganancias, y destacaron que el anunciado gabinete es una señal para el crecimiento con inclusión.

Por su parte, el titular de la cartera de Economía, Luis Miguel Castilla, señaló que para establecer el impuesto se tomará en cuenta el modelo chileno, que fue propuesto por el sector privado, pero advirtió que no se copiará absolutamente sino que se evalúan algunas diferencias.

La minera Grupo México ha confirmado a través de su filial en Perú, Southern Copper Corporation, su interés en ampliar sus operaciones de extracción en el país. De este modo, se convierte en la primera compañía del sector que se sienta a negociar con el presidente peruano, Ollanta Humala, el impuesto de las sobreganancias mineras. La mexicana indica que sólo el proyecto ‘Tía María’ significaría una inversión de más de 1.000 millones de dólares (702 millones de euros) y generaría 4.000 nuevos empleos durante la fase de construcción y 4.100 puestos permanentes directos e indirectos durante la etapa de operación.

Otros interesados en los recursos naturales del país andino son los chinos. Empresarios del gigante asiático han mostrado su interés en las posibilidades de inversión que ofrece la minería peruana. Éstos estarían interesados especialmente en minerales como el hierro, cobre y zinc, ya que los consideran necesarios para abastecer sus necesidades. Por lo que uno de los principales objetivos de estos directivos chinos es establecer de inmediato los contactos para ver cómo pueden invertir en el desarrollo de la actividad minera.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA