Los brokers y Peña Nieto

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Cuando en muchas plazas de todo el globo terrestre se están viviendo unos momentos de desinversión, siempre surge un lugar dónde va a parar todo ese dinero. Durante el año 2012, la Bolsa mexicana ha avanzado imparable. Acumula una subida del 9,8% en lo que llevamos de año y un 16,5% si tenemos en cuenta la evolución de la moneda local con respecto al dólar. Cuando en muchas plazas de todo el globo terrestre se están viviendo unos momentos de desinversión, siempre surge un lugar dónde va a parar todo ese dinero. Durante el año 2012, la Bolsa mexicana ha avanzado imparable. Acumula una subida del 9,8% en lo que llevamos de año y un 16,5% si tenemos en cuenta la evolución de la moneda local con respecto al dólar.

En estos momentos, México es uno de los mercados emergentes con un mejor comportamiento bursátil. Tras años eclipsada por Brasil, la economía del país del tequila está aprovechando el debilitamiento del gigante latinoamericano para hacerse un hueco en la escena internacional.

Según el Wall Street Journal, el principal motor de estas alzas ha sido el futuro nuevo presidente, Enrique Peña Nieto. Las promesas de realizar reformas de mercado, ha dado mucha confianza a los brokers.

Entre esos cambios, figuran especialmente dos importantes leyes según los analistas. Por un lado, los inversores esperan con los brazos abiertos una reforma laboral que permita más flexibilidad laboral y por el otro esperan una gran reforma tributaria, como anunció en campaña Peña Nieto.

Además, el diario estadounidense señala que el crecimiento económico ha sido impulsado por el sector manufacturero, así como por las expectativas de la expansión de los créditos al consumo.

Para los comportamientos de las acciones de los bancos, es muy positivo según algunos expertos que existe un bajo nivel de crédito en el país. Si se saca de la economía sumergida a la economía legal a más negocios, se espera un gran auge del sector crediticio, con la correspondiente expansión bancaria en el sector.

Sin embargo, no todo son buenas expectativas para el país azteca. Sufre una gran dependencia de EEUU. El 80% de las exportaciones son para sus vecinos del norte. Por ese motivo, algunos operadores bursátiles, como el banco HSBC, han rebajado del 5,1% al 4,3% las proyecciones de crecimiento para la demanda interna del país, por las malas perspectivas estadounidenses.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA