Largo camino

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Corporación Andina de Fomento (CAF), presidida actualmente por Enrique García, celebra su 40 aniversario y se consolida como el principal banco de desarrollo de América Latina. Sus últimas medidas han sido la preparación de una emisión de bonos en el mercado panameño por 50 millones de dólares (39 millones de euros) y de inversiones en infraestructuras por 1.500 millones de dólares (1.169 millones de euros) en este mismo territorio. La Corporación Andina de Fomento (CAF), presidida actualmente por Enrique García, celebra su 40 aniversario y se consolida como el principal banco de desarrollo de América Latina. Sus últimas medidas han sido la preparación de una emisión de bonos en el mercado panameño por 50 millones de dólares (39 millones de euros) y de inversiones en infraestructuras por 1.500 millones de dólares (1.169 millones de euros) en este mismo territorio.

40 años han pasado desde que cinco países latinoamericanos como son Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela decidieran crear la CAF para así disponer de un organismo financiero encargado de impulsar y fomentar la integración de la región andina.

Las políticas de financiamiento e inversión de proyectos que ha sostenido la CAF a lo largo de estos años, le ha permitido ampliar sus campos de acción y consolidarse como una de las piezas clave para el desarrollo de sus países accionistas.

Las últimas medidas preparadas por la CAF son la de preparar una emisión de bonos en el mercado de Panamá por unos 50 millones de dólares (39 millones de euros)y la de realizar inversiones futuras, por unos 1.500 millones de dólares (1.169 millones de euros), en proyectos para mejorar la infraestructura de este mismo territorio.

El vicepresidente de finanzas de esta organización, Hugo Sarmiento, ha explicado, en declaraciones recogidas por la Agencia Efe, que entre estas medidas estructurales la Corporación participa en la actualidad en la financiación de la ampliación del Canal de Panamá, con 400 millones de dólares (312 millones de euros).

Por otro lado la CAF dispone de 400 millones de dólares (312 millones de euros) para la construcción de la primera línea de metro de este país latinoamericano además de otros 300 millones de dólares (234 millones de euros) que servirán para financiar proyectos viales.

Ya fuera de Panamá, también hay que destacar el crédito recientemente aprobado de 140 millones de dólares (unos 109 millones de euros) para construir en Venezuela un complejo artístico que según indica la organización “permitirá la creación de un referente latinoamericano para el desarrollo musical”.

Se trata del Complejo Internacional de Acción Social por la Música Simón Bolívar en apoyo al Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, liderado por el maestro José Antonio Abreu, considerado como uno de los iconos musicales y culturales de Venezuela.

Con este préstamo concedido por la CAF se espera “fortalecer los procesos de inclusión social e integración comunitaria al brindar a niños y jóvenes oportunidades de desarrollo mediante la creación de espacios propicios para la formación de valores cívicos, éticos y morales”. El complejo además contará con un Centro de Educación Musical Especial que servirá para promover la música como terapia alternativa en el manejo y tratamiento de distintas discapacidades.

Enrique García ha destacado el interés de la Institución que dirige en “apoyar todas aquellas iniciativas que permitan mejorar las condiciones de vida de los niños y jóvenes venezolanos y de la región latinoamericana”.

A estas ayudas hay que añadir el crédito de 7 millones de dólares (unos 5 millones de euros) que le ha concedido la CAF al Gobierno de Bolivia para el desarrollo de programas que sirvan para mejorar la imagen y el turismo de Potosí, el cual se ha visto dañado por el paro cívico de 19 días en la región.

Esta zona se ha visto envuelta en una huelga realizada por los indígenas que trabajan en las minas de Potosí con el fin de conseguir sus demandas: una solución a un problema limítrofe con la región vecina de Oruro, proyectos de desarrollo minero, una fábrica de cemento, un aeropuerto internacional y la preservación del Cerro Rico de Potosí, la legendaria montaña que es explotada hace cinco siglos y que corre el riesgo de desplomarse.

Por último, sólo decir que a esta Corporación todavía le quedan muchos años más de vida para realizar proyectos que permitan dar un importante impulso a la economía de la región.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA