Honduras: ¿último capítulo?

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Contra todo pronóstico, el presidente del gobierno de facto de Honduras, Roberto Micheletti, ha abandonado la Casa Presidencial, antes del día 27 de enero, para facilitar el traspaso de poder, al gobierno del mandatario electo, Porfirio Lobo Sosa. Micheletti ha anunciado que se va del cargo pero no renuncia a él definitivamente. Por otro lado el presidente depuesto Manuel Zelaya que se encuentra en la embajada de Brasil, recibirá un pasaporte de Lobo para viajar a República Dominicana. Contra todo pronóstico, el presidente del gobierno de facto de Honduras, Roberto Micheletti, ha abandonado la Casa Presidencial, antes del día 27 de enero, para facilitar el traspaso de poder, al gobierno del mandatario electo, Porfirio Lobo Sosa. Micheletti ha anunciado que se va del cargo pero no renuncia a él definitivamente. Por otro lado el presidente depuesto Manuel Zelaya que se encuentra en la embajada de Brasil, recibirá un pasaporte de Lobo para viajar a República Dominicana.

El gobernante de facto hondureño Roberto Micheletti ha abandonado el despacho presidencial, aunque ha advertido que se va temporalmente pero no renuncia, ya que seguirá siendo presidente hasta el día 27 de enero.

Según él ya ha cumplido su misión de salvar Honduras eludiendo de que Zelaya era muy amigo del presidente venezolano, Hugo Chávez, tanto que según Micheletti, Chávez intento cambiar el destino democrático del país.

Así fue como el día 28 de junio de 2009 se produjo el famoso golpe militar en el que Zelaya fue depuesto y Micheletti se alzo con la presidencia de la República.

El Gobierno de Micheletti no ha sido reconocido por la mayoría de la comunidad internacional, que retiró su ayuda a Honduras tras el golpe de Estado contra Zelaya y en su mayoría amenaza con desconocer también al de Lobo por considerar que las elecciones que éste ganó el 29 de noviembre se celebraron en el marco de ruptura constitucional.

Por su parte El secretario general de la Organización de Estados Americanos, OEA, organización de la que Honduras salió tras el golpe de Estado, José Miguel Insulza, ha afirmado que el presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, hace un gran esfuerzo por lograr la reconciliación en su país.

Con esto se refiere al acuerdo firmado entre Lobo y el presidente dominicano, Leonel Fernández, en Santo Domingo en el que el mandatario electo se comprometió a firmar el, día de su investidura, un pasaporte a favor del ex gobernante Manuel Zelaya para que pueda salir de Honduras hacia República Dominicana, y a formar un Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional. Zelaya ha aceptado el acuerdo de buena gana y ha agradecido a Porfirio su gesto.

En cualquier caso habrá que esperar a que Porfirio llegue al poder y Micheletti se marche definitivamente del Gobierno, para que las relaciones con Honduras mejoren.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA