¿Fin de las huelgas?

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Tras varios días de huelgas y protestas por la mayor central sindical del país, la Central Obrera Boliviana (COB), el presidente de Bolivia, Evo Morales, ha conseguido poner freno a estas movilizaciones con la firma de un convenio. Según han asegurado a Americaeconomica.com líderes de la COB, han acordado que se incrementará un 5% los sueldos y se reducirá la edad de jubilación de los 61 a los 58 años. Sin embargo, existen discrepancias por parte del sector de la industria y de la educación, ya que no están de acuerdo con el Ejecutivo y se niegan a abandonar las protestas. Tras varios días de huelgas y protestas por la mayor central sindical del país, la Central Obrera Boliviana (COB), el presidente de Bolivia, Evo Morales, ha conseguido poner freno a estas movilizaciones con la firma de un convenio. Según han asegurado a Americaeconomica.com líderes de la COB, han acordado que se incrementará un 5% los sueldos y se reducirá la edad de jubilación de los 61 a los 58 años. Sin embargo, existen discrepancias por parte del sector de la industria y de la educación, ya que no están de acuerdo con el Ejecutivo y se niegan a abandonar las protestas.

El pacto firmado entre el Gobierno de Evo Morales y la COB, ha sido rechazado por los trabajadores del sector de la industria y de la educación. Estas secciones sindicalistas consideran insuficientes las medidas adoptadas por el Ejecutivo.

Además, han anunciado su intención de continuar con las protestas. Los líderes sindicales de los trabajadores del sector de la industria harán una huelga de hambre. Los trabajadores de la educación, por su parte, convocarán otra huelga general.

Evo Morales ha dicho en el encuentro con los líderes de la COB que en “el tema del salario quiero reiterar que está cerrado. Si hablamos del salario para el magisterio y salud, es lo mejor de toda nuestra gestión, es 5% de incremento real”.

Según ha asegurado Álvaro García Linera, el vicepresidente de Bolivia, está contento de la actitud de los trabajadores de la COB, especialmente del sector de la minería, para resolver el conflicto y poner fin las protestas. «Saludamos el espíritu revolucionario de los trabajadores mineros, que son la vanguardia del movimiento obrero boliviano y han sabido reconocer los avances que vamos logrando».

Evo Morales ha asegurado que quienes promovían la protesta «son dirigentes que vienen de las dictaduras, que vienen de ser instrumentos del neoliberalismo y no son todos los obreros y menos los indígenas, ni los campesinos».

En un primer momento, Linera había vinculado esta huelga a la embajada de EEUU. «Los que provenimos de la lucha sindical sabemos que una huelga general indefinida tiene contenido político, que sirve para derrocar gobiernos. Desde 2006, los grupos de derecha intentaron golpe de Estado, asesinato y ahora intentan desde adentro, y no dudaría que detrás de eso también puedan estar algunos funcionarios de la embajada norteamericana», ha asegurado Linera.

Ante esta supuesta conspiración, el secretario de la Central Obrera de Oruro, Jaime Solares, ha desestimado estas acusaciones de Álvaro García. Ha asegurado que la caminata «es para reivindicar derechos de los trabajadores. Aquí no hay infiltrados de la derecha. Nada de eso. Es una marcha reivindicativa grande». Añadió, que «este no es un problema político, es económico, de orden de necesidad de los trabajadores».

La Central Obrera Boliviana (COB), la central sindical de Bolivia, que representa a 2 millones de obreros bolivianos y activistas indígenas, decretó una huelga general indefinida para exigir un aumento salarial mayor al del 5%, que estipuló el Gobierno de Bolivia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA