Dilma juega duro

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, continúa con las medidas para recuperar el crecimiento económico y proteger la industria nacional de la mayor potencia latinoamericana. Si esta misma semana el Gobierno ya anunció que elevará hasta un 25% los aranceles de unos cien productos externos al Mercosur en un ataque de proteccionismo. Ahora, la mandataria reducirá la factura eléctrica a partir del año que viene con el fin de abaratar los costes de producción y de impulsar la competitividad del país. La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, continúa con las medidas para recuperar el crecimiento económico y proteger la industria nacional de la mayor potencia latinoamericana. Si esta misma semana el Gobierno ya anunció que elevará hasta un 25% los aranceles de unos cien productos externos al Mercosur en un ataque de proteccionismo. Ahora, la mandataria reducirá la factura eléctrica a partir del año que viene con el fin de abaratar los costes de producción y de impulsar la competitividad del país.

Esta disminución de la tarifa media de electricidad, que entrará en vigor a comienzos de 2013, se aplicará tanto a los consumidores particulares como a la industria, aunque la tasa porcentual será distinta.

Para los consumidores residenciales, la reducción tarifaria media será del 16,2% , según apuntó la presidenta en un discurso a la nación con motivo de la festividad de la Independencia brasileña. Mientras que para el sector productivo el descenso de la tarifa de factura eléctrica será mayor y alcanzará el 28%. Con esta media, el Gobierno brasileño espera que la industria del país sea aún más competitiva.

Además, la máxima mandataria señaló que esta reducción tarifaria en el sector industrial tendrá un impacto positivo en los precios de los productos y supondrá un gran estímulo para las exportaciones. El sector productivo brasileño demandaba ya desde hace tiempo esta reducción de la tarifa eléctrica incentivar la competitividad empresarial y comercial y disminuir de forma significativa los altos costos logísticos del país.

En este sentido, el presidente de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (Fiesp), Paulo Skaf, defendió por tanto que la nueva medida anunciada por el Gobierno es muy importante para la industria y supone un logro para el sector, que había demandado un debate sobre los precios de la energía.

Esta semana, el Gobierno brasileño incrementó un 25% los aranceles de cien productos externos al bloque del Mercosur para proteger la industria y economía del país. “El aumento del impuesto sirve para estimular la producción nacional”, apuntó el titular de Hacienda,Guido Mantega, al anunciar la medida.

Rousseff anticipó además en su discurso que el abaratamiento de la factura eléctrica se detallará el próximo martes y vendrá acompañado de conjunto más amplio de medidas, que supondrán una “verdadera revolución” en el sistema de transporte del país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA