Despegue espacial

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Argentina se convierte en pionera en la región al lanzar el primer satélite de telecomunicaciones de Latinoamérica. La idea de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y de todo su Gobierno es elevar el presupuesto de ciencia y tecnología con esta iniciativa. Argentina se convierte en pionera en la región al lanzar el primer satélite de telecomunicaciones de Latinoamérica. La idea de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y de todo su Gobierno es elevar el presupuesto de ciencia y tecnología con esta iniciativa.

El satélite ha despegado esta noche de la Guayana Francesa, en la base aeroespacial de Kourou, despegó el ArSat-1 a bordo del cohete francés Arianne y en diez días estará en funcionamiento y ha sido construido al 50% con componentes argentinos y extranjeros.

De este modo lo han señalado las autoridades argentinas y lo recoge el diario español El País. El satélite ha costado 270 millones de dólares y se ha fabricado a lo largo de site años en la planta que la empresa de tecnología Invap, propiedad de la provincia sureña de Río Negro, tiene en la turística Bariloche.

ArSat ha sido la empresa que ha encargado el proyecto, cuyo fin será dotar de servicios de telefonía móvil, televisión digital, Internet y transmisión de datos a toda Argentina, incluidas zonas que actualmente no cuentan con ello, y también a Chile, Uruguay y Paraguay.

Después de haber visto el despegue televisado en Argentina a través de la televisión pública, la mandataria ha asegurado que siente un “gran orgullo” al sumarse su país al pequeño círculo de países que fabrican este tipo de satélites, como son la Unión Europea, EEUU, China, India, Japón, Rusia e Israel.

Igualmente, la viuda de Néstor Kirchner ha sacado pecho de que el proyecto se haya realizado “íntegramente con tecnología argentina por profesionales argentinos”, aunque el presidente de Arsat, Marías Bianchi hubiera admitido que no todos los componentes provienen de Argentina.

Y como no podía ser de otro modo, la presidenta ha aprovechado para cargar contra los ‘fondos buitre’ y contra los candidatos presidenciales de la oposición para las elecciones primarias de agosto de 2015, el peronista opositor Sergio Massa y el radical (centrista) Ernesto Sanz.

El nuevo satélite debería suponer, una mejora en el defectuoso servicio de telefonía móvil en Argentina, cosa que todos los ciudadanos de las zonas más marginales no cesan de pedir.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA