Cumbre en Brasilia

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Rusia ha decidido buscar a sus aliados para atacar al dólar como divisa internacional en Brasil. El principal asesor económico del Kremlin, Arkady Dvorkovich, ha anunciado que durante la reunión de Rusia con los países BRIC, Brasil, India y China, que tendrá lugar la próxima semana en Brasilia, defenderá el potencial de los Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI frente al dólar. Rusia ha decidido buscar a sus aliados para atacar al dólar como divisa internacional en Brasil. El principal asesor económico del Kremlin, Arkady Dvorkovich, ha anunciado que durante la reunión de Rusia con los países BRIC, Brasil, India y China, que tendrá lugar la próxima semana en Brasilia, defenderá el potencial de los Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI frente al dólar.

En la Cumbre de las principales potencias emergentes, que se celebrará en Brasilia en los próximos días, los emisarios de la gran potencia euroasiática seguirán defendiendo a los DEG como la alternativa actual en el comercio internacional frente al omnipresente dólar.

Dvorkovich ha asegurado que los demás países del G-8 no están de acuerdo con esta postura, de momento. Pero lo que pretende Rusia es reflexionar sobre el futuro de esta divisa durante el encuentro en la capital del país latinoamericano.

No obstante, y a pesar de los rumores, el asesor económico del presidente Dmitry Medvedev descartó poner sobre la mesa por el momento el hecho de potenciar otra divisa hasta adquirir ésta un carácter multinacional que se asemeje al de la moneda estadounidense a día de hoy.

Dvorkovich ha indicado que tratan con el FMI, varios expertos y otros organismos para impulsar otra moneda. Además, el funcionario ruso ha asegurado que durante la reunión de los BRIC no se tratará otro asunto de esta índole que no sean los DEG, a los que considera que hay que otorgarles un impulso mayor del que tienen actualmente.

Las principales potencias emergentes, que antes no han sido tenidas muy en cuenta por el G-8 (que componen EEUU, Canadá, Japón, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y Rusia), han demostrado durante la crisis financiera sufrida a escala global que tienen un verdadero potencial económico.

Esta opinión la ha destacado el banco británico HSBC, que ha elaborado un informe, al que ha tenido acceso Americaeconomica.com, en el cual se argumenta la capacidad de recuperación de estos países, y en particular la de la economía brasileña y china para liderar la recuperación de sus respectivas regiones.

La última demostración de que los mercados emergentes están arrastrando al mundo a la recuperación puede comprobarse en el índice económico HSBC Emerging Markets, que ha subido a los 57.4 puntos en el primer trimestre de 2010, desde los 56.3 puntos del trimestre anterior.

El informe, que centra su atención en la recuperación del sector manufacturero, afirma que “la actividad económica de las potencias emergentes está volviendo a sus mejores tiempos”. Nada que ver con el futuro de austeridad que le espera al llamado `primer mundo´.

El potencial de los mercados emergentes, que suscribe el citado informe del HSBC, también puede beneficiar a las firmas farmacéuticas europeas. Según los expertos de este sector, el crecimiento económico de estas regiones logra convencer poco a poco a los inversores de las grandes farmacéuticas como Roche Holding de que los proyectos planeados en estos países serán un éxito.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA