Alfredo Sáenz, libre

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El consejero delegado de Banco Santander, Alfredo Sáenz, ha sido indultado por el Gobierno español, con lo que su caso ha quedado finalmente en nada. Hoy el Ejecutivo en funciones de José Luis Rodríguez Zapatero ha otorgado el perdón oficial al banquero, que no tendrá que cumplir la condena a tres meses de prisión por un delito de 1994. El consejero delegado de Banco Santander, Alfredo Sáenz, ha sido indultado por el Gobierno español, con lo que su caso ha quedado finalmente en nada. Hoy el Ejecutivo en funciones de José Luis Rodríguez Zapatero ha otorgado el perdón oficial al banquero, que no tendrá que cumplir la condena a tres meses de prisión por un delito de 1994.

A petición del Ministerio de Justicia, el Consejo de Ministros ha decidido otorgar un indulto parcial a Sáenz, por lo que le exime de la condena de cárcel, inhabilitación y multa impuesta por el Supremo por una denuncia falsa contra unos acreedores cuando era presidente de Banesto. Sáenz fue nombrado presidente de dicha entidad para sanearla tras haber sido intervenida por el Banco de España tras la gestión de Mario Conde.

En un comunicado, el Ministerio de Justicia ha anunciado “la concesión de este indulto parcial, derivado de unos hechos acaecidos hace 17 años”. Asimismo, “conmuta la pena impuesta de arresto mayor y la accesoria de suspensión de ejercicio profesional por la multa máxima prevista en la legislación aplicable al caso”. Sáenz solicitó el indulto el pasado marzo tras haber sido condenado por el Tribunal Supremo. Contaba con el informe favorable del Ministerio Fiscal y desfavorable por parte del Tribunal Supremo.

El Tribunal Supremo había condenado el pasado mes de marzo al consejero delegado de Banco Santander a tres meses de arresto y de inhabilitación para ejercer cualquier actividad bancaria por un delito de acusación falsa contra unos deudores de Banesto, entidad que presidió tras ser intervenida en 1993, tras lo cual el banquero decidió solicitar un indulto.

Los magistrados del Supremo, que tardaron tres meses en redactar la sentencia, decidieron finalmente rebajar la pena que impuso a Sáenz la Audiencia Provincial de Barcelona en diciembre del 2009, en la que el banquero fue condenado a seis meses de prisión por el delito de acusación y denuncia falsa. La sentencia, que incluía una multa de 400 euros para Sáenz, contó con un voto particular formulado por uno de los magistrados, que ha discrepado de la condena acordada.

Los hechos que dieron lugar a esta condena se produjeron en 1994, cuando Sáenz desempeñaba funciones como administrador provisional y presidente ejecutivo de Banesto, puesto para el que había sido nombrado por el BdE tras la intervención del banco presidido por Mario Conde en diciembre de 1993. La actuación de Sáenz que ha motivado la condena se produjo al presentar Banesto una querella por estafa contra Pedro Olabarría, Modesto González Mestre, y Luis Fernando y José Ignacio Romero, para la recuperación de un crédito de 600 millones de pesetas de las empresas del grupo Harry Walker, a las que representaban.

El Gobierno también ha indultado a los otros dos condenados en la causa el antiguo director de Banesto en Cataluña Miguel Ángel Calama y el abogado Rafael Jiménez de Parga, condenados a la misma pena.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA