A fuego lento

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Muy a pesar de los amantes del tango no opinaremos de las bondades de unas de las composiciones porteñas del recordado y siempre vigente maestro Horacio Salgán, lamentablemente nos referiremos a la desidia que los integrantes del Bloque regional ha proferido a las interminables negociaciones, que llevan más de doce años con la UE, y como si este transcurrir fuese poco nos preguntamos ¿qué les molesta esperar unos meses más?, todas las miradas están direccionadas a los negociadores argentinos. Muy a pesar de los amantes del tango no opinaremos de las bondades de unas de las composiciones porteñas del recordado y siempre vigente maestro Horacio Salgán, lamentablemente nos referiremos a la desidia que los integrantes del Bloque regional ha proferido a las interminables negociaciones, que llevan más de doce años con la UE, y como si este transcurrir fuese poco nos preguntamos ¿qué les molesta esperar unos meses más?, todas las miradas están direccionadas a los negociadores argentinos. Recientemente el comisario europeo de Comercio, Karel de Gucht, divulgó en Bruselas que el intercambio de ofertas comerciales, que debía hacerse este mes, quedó postergado por pedido de la Argentina hasta después de las elecciones presidenciales.

El país sudamericano no quiere intercambiar propuestas al momento, sin embargo el funcionario belga insiste en que la UE sigue firme en cerrar el acuerdo en el 2012.

Las fichas se habían jugado el año pasado, cuando luego de tres años de impasse se relanzaron las negociaciones, convencidos en que el acuerdo se firmaría ese mismo año pero los fantasmas sobrevuelan y el tiempo pasa.

De Gucht, aunque no convencido, manifestó que es considerable que en ciertos países los gobiernos no quieran hacer concesiones en años electorales, dado que en un acuerdo de libre comercio habrá empresarios y trabajadores ganadores y perdedores.

No se debe perder el objetivo, ya que después de las elecciones en Argentina Francia calienta motores ya que abril 2012 está a la vuelta de la esquina, por lo que habrá que fogonear la firma del Tratado en el entretiempo entre una y la otra.

En mayo sería la segunda vuelta. Funcionarios de la Comisión Europea reconocieron que incluso será difícil que el presidente francés, Nicolás Sarkozy, haga concesiones agrícolas antes de pelear por el mismo objetivo que su par Cristina Kirchner, la reelección.

En Bruselas consideran que habrá que esperar hasta los comicios de octubre para solucionar las trabas para exportar hacia la Argentina, preocupados por las barreras de hecho que aplica la Secretaria de Comercio Exterior del Argentina, que obligan a los importadores a exportar por una cantidad equivalente a la que compran en el exterior. En la Comisión están resignados a que estas medidas que buscan evitar el deterioro del superávit comercial y proteger la producción interna continuarán hasta las elecciones, pero recuerdan que algunos países, como Brasil y China, ya aplicaron represalias contra la Argentina., la UE está analizando quitarla desde 2014 del Sistema General de Preferencias (SGP), mecanismo por el que algunos productos argentinos se benefician con reducciones arancelarias para el ingreso a Europa. Recordemos, sin más, que en 2007, se exportó a la UE con las ventajas del SGP por US$ 1928 millones. Aproximadamente 1200 son productos los incluidos en el sistema, entre los que se destacan pescados, frutas, grasas animales y autopartes, la UE piensa aplicar nuevos criterios para el SGP, para ayudar fundamentalmente a los países pobres y no a los considerados de ingresos medios, según la categorización de PBI per cápita que hace el Banco Mundial. Países catalogados como emergentes Argentina y Brasil, crecieron en los últimos años ya no son considerados pobres.

Por los pasillos se comenta que el Mercosur conseguiría más beneficios que los que la UE le concede en forma unilateral en el SGP si se firma el TLC.

Así el acuerdo implicaría una apertura mutua que no es para nada sencilla, la UE, que no condice negociar los subsidios agrícolas en este ámbito bilateral porque teme con justa razòn desprotegerse frente a Estados Unidos, deberá reducir aranceles y ampliar las cuotas para el ingreso de carnes y otros productos del campo. Al Mercosur, se le exigirá que reduzca aranceles a bienes industriales, liberalice los sectores de servicios, proteja la inversión extranjera, elimine el compre nacional en las licitaciones de las que participen empresas europeas, y resguarde las denominaciones de origen de sus alimentos y bebidas, sencillo lo que se dice sencillo no es nada, sòlo que el tiempo pasa, todo a fuego lento, en algún momento nos sentarermos a la mesa.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA