Todavía no…

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Congreso de EEUU paraliza la aprobación de los TLC con Colombia y Panamá. Desagradable sorpresa para Colombia y Panamá, justo cuando ya parecía que todo estaba dispuesto para que el Congreso de los EEUU aprobara los respectivos Tratados de Libre Comercio (TLC) con ambos países. El Gobierno de Barack Obama ha anunciado esta semana que la tramitación de los dos tratados se va a supeditar a que los congresistas aprueben el programa de Asistencia de Ajuste al Comercio (TAA, por sus siglas en inglés), un sistema de ayuda para los estadounidenses que hayan sufrido consecuencias negativas en sus empresas o ingresos debido al comercio exterior o la importación de productos a EEUU.

En pocas palabras: si el Congreso no renueva el TAA, los TLC con Colombia y Panamá no serán debatidos y lo más probable es que queden varados, a la espera de mejores tiempos. Los congresistas republicanos, que ostentan la mayoría, se niegan a renovar el TAA puesto que ello supondría un aumento del gasto, por lo que el anuncio de la Casa Blanca ha supuesto un duro varapalo para las aspiraciones colombiano-panameñas.

«La administración no va a enviar los tres tratados de libre comercio pendientes hasta que tengamos un acuerdo con el Congreso sobre la renovación robusta de la Asistencia de Ajuste al Comercio (TAA)», ha señalado el director del Consejo Nacional Económico de la Casa Blanca, Gene Sperling. El Gobierno de Obama calcula que casi medio millón de norteamericanos podrían beneficiarse del TAA, por lo que su alcance electoral es relevante.

El representante comercial estadounidense, Ron Kirk, ha señalado que el presidente Obama «siempre ha sido inequívoco ante el hecho de que para este gobierno es tan importante asistir a los trabajadores estadounidenses como abrir nuevos mercados e implementar nuestros TLC”.

Colombia y Panamá pues verán sus TLC depender de la lucha política entre demócratas y republicanos en el Congreso estadounidense, una lucha que ambos países esperan que no se prolongue durante demasiado tiempo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA