Shell continúa su política de desinversión en América Latina con su salida de Chile

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los portavoces de Shell en Chile han confirmado a Americaeconomica.com que la firma ha iniciado el proceso de valorización de sus activos con el objetivo de determinar el potencial interés del mercado en sus negocios en el país, en sintonía con la estrategia global de la compañía de concentrarse en menos mercados pero más grandes. En el año 2009 la compañía europea ya vendió su participación en Honduras, Guatemala y Nicaragua, si finalmente sale de Chile, su presencia en América Latina se reducirá a Brasil y Argentina. Los portavoces de Shell en Chile han confirmado a Americaeconomica.com que la firma ha iniciado el proceso de valorización de sus activos con el objetivo de determinar el potencial interés del mercado en sus negocios en el país, en sintonía con la estrategia global de la compañía de concentrarse en menos mercados pero más grandes. En el año 2009 la compañía europea ya vendió su participación en Honduras, Guatemala y Nicaragua, si finalmente sale de Chile, su presencia en América Latina se reducirá a Brasil y Argentina.

Rodrigo Infante, presidente de la compañía en el país, ha asegurado en un comunicado que su negocio en Chile constituye una atractiva oportunidad para los inversionistas que busquen “una operación profesional, integral y eficiente, con una sólida presencia en el país de más de 90 años”.

Shell ocupa el segundo lugar de participación entre los distribuidores de combustibles locales, con 300 estaciones de servicio. Aunque también participa en actividades en las áreas de combustibles para aeronáutica, industria, química y lubricantes.

Algunos analistas se han aventurado a lanzar nombres sobre posibles compradores. Entro los más destacados cabría señalar a Petrobras, que el año pasado entró en el mercado chileno con la compra de la red Esso, y la compañía estatal Enap. Otro posible comprador podría ser, según los expertos, la poderosa familia Luksic, que en el pasado ya intento, de manera frustrada, hacerse con Esso y Gasco.

Rodrigo Infante, presidente de la compañía en el país, ha asegurado en un comunicado que su negocio en Chile constituye una atractiva oportunidad para los inversionistas que busquen “una operación profesional, integral y eficiente, con una sólida presencia en el país de más de 90 años”.

Shell ocupa el segundo lugar de participación entre los distribuidores de combustibles locales, con 300 estaciones de servicio. Aunque también participa en actividades en las áreas de combustibles para aeronáutica, industria, química y lubricantes.

Algunos analistas se han aventurado a lanzar nombres sobre posibles compradores. Entro los más destacados cabría señalar a Petrobras, que el año pasado entró en el mercado chileno con la compra de la red Esso, y la compañía estatal Enap. Otro posible comprador podría ser, según los expertos, la poderosa familia Luksic, que en el pasado ya intento, de manera frustrada, hacerse con Esso y Gasco.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA