Serrat apoya los planes de Correa para mantener el petróleo de Yanusí bajo tierra

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El cantautor español Joan Manuel Serrat, ha aceptado el ofrecimiento del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, para convertirse en embajador de Buena Voluntad del Yanusí. Se trata de una iniciativa del mandatario para mantener sin explotar el yacimiento situado en el parque nacional del mismo nombre, a cambio de las donaciones internacionales. La colaboración del músico puede ser importante, ya que la propuesta no ha tenido la respuesta internacional esperada. El cantautor español Joan Manuel Serrat, ha aceptado el ofrecimiento del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, para convertirse en embajador de Buena Voluntad del Yanusí. Se trata de una iniciativa del mandatario para mantener sin explotar el yacimiento situado en el parque nacional del mismo nombre, a cambio de las donaciones internacionales. La colaboración del músico puede ser importante, ya que la propuesta no ha tenido la respuesta internacional esperada.

Serrat visitó este fin de semana el Parque Nacional en compañía del presidente Correa. Frente a los medios de comunicación, aseguró sentirse muy feliz por el nuevo título, que será voluntario y no conllevará ningún beneficio económico. «Ecuador necesita mantener esa zona natural en la Amazonía pura para el mundo: Yasuní es un sueño, es ir más allá de lo fantástico», comentó a la agencia pública Andes.

El músico sobrevoló el Parque Nacional en un helicóptero del Ejército y navegó en lanchas de la Armada por los ríos Napo y Salado. Visitó las riberas de las lagunas naturales de Jatuncocha, que consideró “lo bello del Yasuní», y que en palabras del artista «ha sido un poco ir más allá de lo real». La zona enmarca un yacimiento de petróleo que, de ser explotado, dejaría atrás serios daños en el paraje natural.

Dicho yacimiento cuenta, según los cálculos del Gobierno ecuatoriano, con 846 millones de barriles de crudo, el 20% de las reservas del país. Con el fin de reducir las emisiones de 407 millones de toneladas métricas de CO2, Correa solicita una compensación internacional de 3.600 millones de dólares. Quito esperará hasta diciembre de 2011 para recibir los primeros 100 millones de dólares por parte de las Naciones Unidas. La ayuda de Serrat en tal propósito podría ser importante.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA