Petroecuador asume el control de los campos petroleros de empresas que abandonaron el país

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La empresa pública de hidrocarburos Petroecuador ha asumido las operaciones de un campo gasífero a cargo de la estadounidense Energy Development Corporation (EDC), que abandonó el país en noviembre tras fracasar en las negociaciones para renovar su contrato. La norteamericana fue una de las cuatro empresas que no alcanzaron un acuerdo, con las autoridades, para migrar su contrato de participación a uno de prestación de servicios diseñado por el Gobierno. Este tratado es el que determina que el Estado es el dueño del petróleo extraído en el país y que las contratistas privadas percibirán una tarifa fija por cada barril extraído. La empresa pública de hidrocarburos Petroecuador ha asumido las operaciones de un campo gasífero a cargo de la estadounidense Energy Development Corporation (EDC), que abandonó el país en noviembre tras fracasar en las negociaciones para renovar su contrato. La norteamericana fue una de las cuatro empresas que no alcanzaron un acuerdo, con las autoridades, para migrar su contrato de participación a uno de prestación de servicios diseñado por el Gobierno. Este tratado es el que determina que el Estado es el dueño del petróleo extraído en el país y que las contratistas privadas percibirán una tarifa fija por cada barril extraído.

El gerente de Gas Natural de Petroecuador, Francisco Rosero, ha afirmado que la petrolera está operando desde el pasado 2 de enero en el Campo Amistad, del Bloque 3, que estuvo a cargo de la empresa Energy Development Corporation (EDC). La estadounidense acordó con Ecuador el año pasado el pago de 80 millones de dólares (61 millones de euros) para explorar un nuevo pozo dentro de la misma área y aumentar la producción del campo hasta 45 millones de pies cúbico por día, en comparación a los actuales 35 millones de capacidad.

El país firmó en noviembre nuevos contratos de prestación de servicios con cinco de las empresas petroleras que ya estaban trabajando en los campos gasíferos de su jurisdicción, con lo cual la estatal ecuatoriana recibe la totalidad de la producción y paga una tarifa específica por cada operación. A su vez, otras cuatro firmas, entre ellas EDC y la gigante brasileña Petrobras, no consiguieron llegar a un acuerdo con el Gobierno, por lo que las petroleras tuvieron que abandonar el país.

Ecuador se hará cargo del resto de campos gasíferos que pertenecían a la brasileña Petrobras, la coreana Canadá Grande, y la estatal China National Petroleum Company (CNPC) a partir del mes de marzo. Estas instalaciones pasarán a ser administradas por Petroecuador y Petroamazonas.

El petróleo es una de las principales fuentes generadoras de ingresos de Ecuador. Según los últimos datos oficiales, el país ingresó 7.818 millones de dólares (6.000 millones de euros) durante los meses de enero y octubre de 2010, una cifra superior a la del 2009, que fue de 5.477 millones de dólares (4.200 millones de euros). Para este año, el Estado prevé mejorar el rendimiento de las empresas privadas y optimizar sus ingresos amparado en nuevos contratos petroleros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA