Nicaragua teme que Colombia no acepte el fallo de la Corte Internacional de Justicia

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha asegurado que teme que Colombia no acepte el fallo de la Corte Internacional en su favor y por el que se amplía la jurisdicción de Nicaragua sobre una amplia zona del Mar Caribe en recursos petroleros y mineros que antes controlaba Colombia. El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha asegurado que teme que Colombia no acepte el fallo de la Corte Internacional en su favor y por el que se amplía la jurisdicción de Nicaragua sobre una amplia zona del Mar Caribe en recursos petroleros y mineros que antes controlaba Colombia.

A pesar de que Colombia se quedó con siete islotes que reclamaba Nicaragua, la decisión es adversa para analistas y exfuncionarios que creen que supone la pérdida de una amplia plataforma marítima con gran potencial económico.

A pesar de que el fallo es inapelable y de obligado cumplimiento por las partes y el presidente colombiano, Juan Manuel Santos convocó una reunión con su Ejecutiva y en ella muchos se mostraron en desacuerdo con el fallo de la corte.

El propio presidente de Colombia señaló que el tribunal internacional, con sede en La Haya, incurrió en “omisiones, errores, excesos, inconsistencias, que no podemos aceptar”.

De ahí que Ortega también haya querido dar su opinión al respecto y haya señalado que espera que “la posición de Santos no sea más que un discurso del momento por el impacto que les ha provocado esta resolución, que reconoce a Nicaragua derechos que les habían usurpado”.

En cualquier caso, la decisión de La Haya pone punto y final a una controversia jurídica que ha durado once años y que se remonta un poco más allá en el tiempo, hasta la década de 1980, cuando Nicaragua invalidó el Tratado Esguerra-Bárcenas de 1928, por el que ambos países establecieron el meridiano 82 como frontera marítima.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA