Latinoamérica impulsa el beneficio de Telefónica hasta los 5.610 millones

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Telefónica no decepciona. La operadora española anunció hoy que su beneficio de los nueve primeros meses del año ascendió a 5.610 millones de euros, un 0,3% más y en línea con las previsiones del mercado, gracias a la fortaleza de sus negocios en Latinoamérica. Telefónica no decepciona. La operadora española anunció hoy que su beneficio de los nueve primeros meses del año ascendió a 5.610 millones de euros, un 0,3% más y en línea con las previsiones del mercado, gracias a la fortaleza de sus negocios en Latinoamérica.

Su beneficio recurrente, es decir, el que excluye las plusvalías logradas en 2008 con la venta de Sogecable y Airwave, ha aumentado un 6,4%. A pesar del entorno económico actual, la fuerte diversificación de sus operaciones, tanto por negocios como por geografías, permitió que la firma presidida por César Alierta registrara unos ingresos de 41.721 millones de euros, un 3,3% menos con respecto a la cifra del mismo periodo de 2008, mientras que el resultado operativo antes de amortizaciones (Oibda) alcanzó los 16.647 millones de euros, con un crecimiento en términos orgánicos del 1,8%, apoyado fundamentalmente en Telefónica Latinoamérica, la “palanca de crecimiento de la compañía”, según las propias palabras de Alierta.

En la región, los ingresos crecieron un 1,9% hasta septiembre, aunque el incremento se situó en el 5,8% asumiendo tipos de tipo constante e incluyendo la consolidación de Telemig de enero a marzo de 2008. En cuanto a los ingresos de la firma en Europa, estos disminuyeron un 5,9%, hasta los 10.055 millones de euros aunque, en términos orgánicos, la cifra de negocios creció un 1,4% reflejando “las ventajas de la mayor escala y las mejoras de eficiencia”.

El grupo explicó que los negocios en España registraron un “fuerte incremento” de la actividad comercial en el tercer trimestre de 2009, con mejoras significativas en todos los servicios, y con una “ligera desaceleración” en el ritmo de descenso interanual de los ingresos en los últimos tres meses.

El flujo libre de caja ascendió a 30 de septiembre a 6.733 millones de euros, de los que 737 se dedicaron a compra de autocartera, 2.277 millones a reparto de dividendo, y 620 millones a la cancelación de compromisos adquiridos por el grupo, especialmente derivados de la reducción de plantilla. Además, contabilizó un pago neto de 834 millones, resultado de inversiones financieras y desinversiones realizadas en el periodo.

Mientras, la deuda financiera neta se redujo en 2.265 millones de euros, aunque las variaciones de tipo de cambio hizo que la deuda aumentase en otros 2.067 millones. De esta manera, la deuda financiera neta descendió en 198 millones con respecto a 31 de diciembre de 2008 con 42.535 millones, y el ratio de endeudamiento sobre oibda fue de 1,9 veces.

Además, la compañía confirmó de nuevo los objetivos financieros para todo el año y su compromiso de proponer un dividendo de 1,15 euros por acción con cargo al ejercicio 2009, y cuyo primer pago de 0,50 euros se abonó ayer.

Los títulos de la compañía reaccionaron con una subida cercana al 1% en la Bolsa de Madrid. Las casas de análisis se apresuraron a valorar los “sólidos resultados” que presentó hoy la compañía, así como el fuerte incremento de su base de clientes.

La operadora afirma que en el tercer trimestre notó un fuerte repunte de la actividad comercial, con un incremento de la base de clientes del 6,6%, hasta los 268 millones.

Este crecimiento ha venido apoyado fundamentalmente en la expansión de los accesos móviles (+8,9%), banda ancha fija (+9,8%) y TV de pago (+15,1%). Por áreas geográficas, destacan los crecimientos reportados por Telefónica Europa (+8% interanual) y Telefónica Latinoamérica (+6,9% interanual). En México, Telefónica ha vuelto a arrebatar clientes a su mayor competidor, America Movil, que ha visto como por primera vez en su historia ha perdido clientes prepago de telefonía móvil.

La operadora española cuenta ya con el 20,3% de los suscriptores de México, frente al 19,8% que ostentaba a finales de junio. Mientras, la cuota de la compañía del magnate Carlos Slim ha pasado del 72,2% al 71,7%, después de perder 38.000 clientes prepago.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA