Las remesas enviadas a México desde EEUU se reducen un 4,07% en el primer semestre del año

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las remesas enviadas a México por los inmigrantes afincados en EEUU han caído un 4,07% en el primer semestre del presente año en comparación con el mismo periodo de 2009. Una situación que, según algunos analistas, puede verse agravada si finalmente entra en vigor de la ley de Inmigración del estado de Arizona. Un texto, cuyos aspectos más polémicos han sido bloqueados temporalmente por un tribunal federal. Las remesas enviadas a México por los inmigrantes afincados en EEUU han caído un 4,07% en el primer semestre del presente año en comparación con el mismo periodo de 2009. Una situación que, según algunos analistas, puede verse agravada si finalmente entra en vigor de la ley de Inmigración del estado de Arizona. Un texto, cuyos aspectos más polémicos han sido bloqueados temporalmente por un tribunal federal.

La cantidad de remesas enviadas por los mexicanos desde EEUU experimentaron una subida durante el segundo trimestre del año, pero manifestaron una variación negativa en cuanto al recuento mensual y semestral realizado por el Banco de México. El número de remesas enviadas presentó una tendencia ascendente, pero se encuentra en niveles inferiores a los existentes antes de la crisis mundial, según la autoridad monetaria.

Durante el mes de junio las remesas enviadas ascendieron a los 1.885 millones de dólares (1.449 millones de euros), lo que supuso una disminución del 2% en comparación con el mismo mes del 2009. También fueron un 11,8% inferiores a las registradas durante el mes de mayo.

Atendiendo a la medición semestral, los ingresos ascendieron a los 10.627 millones de dólares (8.173 millones de euros), un 20,4% más que los registrados durante el primer trimestre del año y por los que se ingresaron 4.819 millones de dólares (3.706 millones de euros).

Esta situación puede verse agravada ante la inminente entrada en vigor de la ley antiinmigrante del estado de Arizona, que permite detener a los indocumentados o sospechosos de serlo y que convierte la situación de ilegalidad en delito federal. Además, desde México se teme la aparición de comportamientos similares en otros estados norteamericanos que acogen a un gran número de inmigrantes mexicanos.

Sin este obstáculo, sin embargo, las perspectivas de los analistas internacionales serían positivas. Los expertos prevén que el envío de remesas aumente en paralelo con la mejora que parece experimentar el mercado laboral de EEUU.

Durante el segundo trimestre del 2010 aumentó en 20.000 personas el número de inmigrantes mexicanos empleados en el país norteamericano. Además, la tendencia de la tasa de desempleo para los inmigrantes presenta una tendencia decreciente desde el tercer trimestre de 2009.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA