La prensa mexicana admite que Pemex se equivocó al elegir a Sacyr

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Pemex se equivocó de socio con Sacyr. Esta es la conclusión a la que llegan algunos medios de comunicación mexicanos después de que los dos accionistas de Repsol perdieran ayer la batalla frente a la directiva en la reunión del consejo de la petrolera. Pemex se equivocó de socio con Sacyr. Esta es la conclusión a la que llegan algunos medios de comunicación mexicanos después de que los dos accionistas de Repsol perdieran ayer la batalla frente a la directiva en la reunión del consejo de la petrolera.

“Pemex se lanzó a esta operación sin muchos cálculos de por medio. Da la impresión que a los altos ejecutivos de Pemex se les calentó la cabeza y se lanzaron a una aventura empresarial en España de la mano de un empresario, como Luis del Rivero, altamente cuestionado en la península ibérica y quien les convenció de los beneficios de dar un golpe de gestión en la petrolera, sin reparar en las potenciales consecuencias indeseables para la empresa del Estado mexicano”, asegura hoy el diario Milenio.

“Equivocación de Pemex al elegir como socio a Sacyr, una constructora fuertemente endeudada, en donde ayer ni siquiera uno de sus consejeros quiso votar a favor de ella. En cambio los independientes y los de La Caixa cerraron filas, todos, con el presidente de Repsol”, apunta Excélsior.com.

La continuidad de Pemex y Sacyr en el consejo de administración de Repsol se producirá si los socios son capaces de demostrar a través de un informe independiente de una consultora de prestigio internacional que no hacen «daño» a la petrolera o que aportarán más beneficios que daños a la misma.

Este informe de la consultora deberá venir acompañado de otro de la comisión de nombramientos y retribuciones, y lograr además el apoyo de la mayoría de los socios de Repsol durante una votación de la junta de accionistas en la que no participen los afectados. Si la junta aprueba su presencia pero los informes la desaconsejan, el asunto acabará en los tribunales.

Este es el nuevo mecanismo de Repsol para la «dispensa» a empresas competidoras que deseen estar en el consejo de administración, incluido en la reformulación del reglamento del órgano rector aprobada en la reunión de ayer. Hasta ahora, el abanico de posibilidades para lograr este beneplácito era más amplio y no exigía ni acuerdo de la junta ni un informe independiente.

El cambio en el artículo 19 del reglamento afecta directamente a la petrolera mexicana Pemex, que prevé la toma de un 9,8% de Repsol, pero también puede dejar fuera del consejo a los tres representantes de Sacyr, ya que a su vez incluye una nueva definición de competidor en la que se alude no solo a las empresas del sector, sino también a las que estén concertadas» con ellas. La constructora ha sindicado su 20% con Pemex.

Pemex y Sacyr no podrán presentar su actual presencia en el Repsol como un hecho consumado no sometido a revisión, al menos según el nuevo reglamento. «Si la situación de competencia indispensada apareciese con posterioridad al nombramiento de un consejero, el afectado deberá dimitir inmediatamente de su cargo», dice ahora el reglamento.

Mientras tanto, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha decidido inhibirse y no exigir autorización a la alianza entre la compañía Petróleos Mexicanos (Pemex) y la constructora Sacyr para sindicar sus acciones dentro de Repsol, que alcanzan una participación del 29,5% del capital.

El organismo considera que el acuerdo entre ambas empresas no necesita recibir su aprobación. Esta resolución no significa que la CNE esté a favor o en contra de la operación, sino que simplemente establece que la toma de una participación de Repsol no requiere de su visto bueno.

La dirección de Repsol y los accionistas minoritarios habían solicitado al organismo que analizase si el pacto debía estar sujeto a autorización previa en ejercicio de la llamada función 14.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA