La nueva Bolsa ‘panamericana’ puede suponer una ‘etapa de aprendizaje’ para una futura integración económica

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La integración de las bolsas de Chile, Perú y Colombia puede ser el comienzo de un proceso que les servirá a los tres países como una “etapa de aprendizaje”, con la cual podría dar comienzo, en un futuro, a una “integración más profunda”, como señalan los observadores internacionales. Este paso es considerado como una ‘señal’ de que se puede llegar a realizar una integración económica, pero, hay que tener en cuenta, que es un ‘camino largo’, en el cual deben pasar, al menos, entre 15 y 20 años, como ha declarado Jaime Rodríguez, de Asesores en Valores, a Americaeconomia.com. La integración de las bolsas de Chile, Perú y Colombia puede ser el comienzo de un proceso que les servirá a los tres países como una “etapa de aprendizaje”, con la cual podría dar comienzo, en un futuro, a una “integración más profunda”, como señalan los observadores internacionales. Este paso es considerado como una ‘señal’ de que se puede llegar a realizar una integración económica, pero, hay que tener en cuenta, que es un ‘camino largo’, en el cual deben pasar, al menos, entre 15 y 20 años, como ha declarado Jaime Rodríguez, de Asesores en Valores, a Americaeconomia.com.

La integración de las tres bolsas latinas, la cual comenzará el próximo 22 de noviembre, puede ser el principio de un proceso mucho más grande e importante que el que se llevará a cabo este año en el mercado financiero sudamericano. Una historia que nos recuerda a los comienzos de la UE, la cual puede terminar con una alianza como la que existe en el ‘viejo continente’.

Primero, habrá que observar como funciona el primer mercado de América Latina en cuanto número de empresas listadas. Hasta que no haya pasado como mínimo un año, y se haya completado el proceso, no podremos analizar objetivamente el resultado que haya dado la integración de dichas bolsas, como señala Rodríguez.

Durante esos 12 meses, los tres países de la costa oeste latinoamericana, se ‘irán conociendo’ y podrán ‘sacar conclusiones’, para, más adelante en el tiempo, poder llegar a una ‘integración más profunda’. De igual forma, Rodríguez resalta que para que suceda ese hecho histórico deben pasar al menos 15 o 20 años.

El pacto al que han llegado las tres bolsas es considerado por los analistas como un éxito, por lo que puede llegar a suponer en un futuro próximo. Tanto es así, que puede convertirse en un mercado financiero de referencia en Latinoamérica, en competencia directa con la Bolsa de Brasil, una de las más importantes, por volumen, en el mundo.

Pero esta integración aspira a ser aún más que una referencia en los mercados latinos, como señala Rodríguez, sino también una Bolsa de consideración internacional. Como ya se sabe, lograrán formar la bolsa latinoamericana que tenga más empresas listadas, con una cifra de 560 empresas, superando así a los parqués de Brasil o México. Por ello, tendrá una mayor capacidad de mercado, con una gran atracción de inversores, que tendrán apetito por unos mercados no muy desarrollados.

Como afirmó el presidente de la Bolsa de Perú, Richard Hoyle, «la integración de las bolsas es un paso importante para incrementar tanto el atractivo de las inversiones como la competitividad de las empresas, dado que el mayor flujo de capitales conlleva a una mayor competitividad».

Puede llegar a ser un paso importante para Chile, Perú y Colombia, e incluso ‘indispensable’ para poder desarrollarse económicamente, como apunta Jaime Rodríguez. La consecución de esta integración, con todos los procesos realizados, es una ‘señal de confianza’ para los mercados financieros.

Colombia, Perú y Chile se asemejan ya que tienen un gran potencial de crecimiento, por los ‘similares conceptos políticos’ que practican o por la ‘responsabilidad’ fiscal y económica que demuestran, pero aún con esto, existen grandes inconvenientes para este proyecto. Rodríguez destaca que las variables macroeconómicos son muy diferentes, al igual forma que las tasas de interés.

La posibilidad de una adhesión de las bolsas de Argentina y Panamá se considera como remota, por las diferencias que existen con ambas economías, y porque tendrían que hacer el esfuerzo de adoptar los parámetros fijados por los tres países firmantes. Rodríguez indica que Panamá es un mercado en potencia, aunque hay que recordar que es un paraíso fiscal.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA