La minera Grupo México, víctima colateral de las elecciones peruanas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Daños colaterales tras la brutal caída de la Bolsa peruana, provocada por la victoria de Ollanta Humala en las elecciones presidenciales. La minera Grupo México, que extrae en Perú la mitad de las materias primas con las que comercia, ha sufrido un duro bajón en el precio de sus acciones en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), motivado por su estrecha vinculación con el maltrecho mercado financiero peruano. En concreto, la caída bursátil de la compañía mexicana fue ayer del 7,5%, mientras que hoy mantiene pérdidas por un valor de alrededor de un 2%. El miedo de los inversores a Humala y el clima de incertidumbre desatado han provocado el descalabro. Daños colaterales tras la brutal caída de la Bolsa peruana, provocada por la victoria de Ollanta Humala en las elecciones presidenciales. La minera Grupo México, que extrae en Perú la mitad de las materias primas con las que comercia, ha sufrido un duro bajón en el precio de sus acciones en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), motivado por su estrecha vinculación con el maltrecho mercado financiero peruano. En concreto, la caída bursátil de la compañía mexicana fue ayer del 7,5%, mientras que hoy mantiene pérdidas por un valor de alrededor de un 2%. El miedo de los inversores a Humala y el clima de incertidumbre desatado han provocado el descalabro.

Grupo México posee importante inversiones en Perú, del que extrae casi el 50% del mineral total que vende. De hecho, la compañía tiene en marcha el proyecto de Tía María en la nación peruana, en el que espera gastar 1000 millones de dólares para mejorar su eficiencia y extracción de materias primas. Ahora, la victoria de Humala ha dado un duro golpe a la situación financiera de la empresa, que se ha resentido por su estrecha ligazón al contexto peruano.

Las elecciones peruanas han supuesto un terremoto bursátil. Los operadores de bolsa del Grupo Coril aseguran a este diario que el ámbito financiero nacional esperaba la victoria de Keiko Fujimori, por lo que la elección del nacionalista ha infundido el pánico en este sector, dado que sus planes políticos asustan al crecimiento económico del país.

Los inversores y operadores financieros temen que Humala eleve el control estatal sobre una de las economías que más crece en el mundo. En diez años, su progreso se ha dado siempre por encima del 6%. No obstante, el nacionalista ha prometido mantener las políticas macroeconómicas en favor del emprendimiento y respetar la independencia del Banco Central.

El Índice General (IGBVL), principal indicador que mide el ejercicio de las 36 empresas de mayor importancia en el parqué limeño, registraba un descenso de 1.848,9 enteros hasta alcanzar 19.378,78 puntos. Los sectores más perjudicados por la fuerte corriente vendedora fueron las mineras en etapa de exploración (-20,58%), industriales (-10,92%) y actividades diversas (-6,50%). En el mercado sólo se registraron 48 operaciones que sumaron un volumen de negocios de 590.715 nuevos soles, equivalentes a 213.795 dólares (146.049 euros).

Los mercados financieros peruanos no contaban con la victoria del nacionalista, por lo que su elección como presidente ha caído como un jarro de agua fría en este ámbito, que esperaba un gobierno de derechas. El hecho de que se asocie la política de Humala al de modelos estatistas, como el del venezolano Hugo Chávez, y su desconocido plan de gobierno, asusta al crecimiento económico del país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA