Coyoli

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El artista mexicano Oscar Coyoli funciona como un orfebre que mima la elaboración de sus piezas musicales que, habitualmente, suelen apartarse de los caminos más trillados y habituales de la estilística ‘indie’ de última generación. El artista mexicano Oscar Coyoli funciona como un orfebre que mima la elaboración de sus piezas musicales que, habitualmente, suelen apartarse de los caminos más trillados y habituales de la estilística ‘indie’ de última generación.

Eso, tal vez explique que en los siete años que lleva en la brecha apenas haya publicado un EP y un LP. Y que su obra, inquietante y vitamínica casi siempre, no sea apta para todos los paladares.

Algunos testigos presenciales, como los críticos del portal ‘indiehoy.com’, aseguran que las actuaciones de Coyoli son verdaderas perfomances en las que nada puede darse por sentado. Y mucho menos, cuál será la formación que presente este grupo indefinido.

Pero, por lo mismo, según aseguran, estos conciertos suelen ser sorprendentes y más que recomendables, aunque, lamentablemente, de momento, no están al alcance de públicos demasiado amplios.

El, por su parte, reconoce influencias bastante dispares, desde cierta música clásica, que le llegó a través de su padre, al grunge rabioso de los mísmisimos Nirvana o el pop de estadios de Muse.

Coyoli, también es pintor, lo que le da a su música unas características bastante visuales que el suele reforzar con proyecciones de imágenes pensadas para cada uno de sus temas. Esperemos que se deje caer por España pronto.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA