Congresistas estadounidenses negocian una reforma migratoria bipartidista

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Un grupo de congresistas de EEUU, democrátas y republicanos, trata de impulsar a puerta cerradala negociación de una reforma migratoria que cuente con el consenso de ambos partidos políticos después de que el proyecto de ley promovido por Luis Gutiérrez (congresista demócrata del Estado de Illinois) no contara con ningún apoyo republicano, a pesar de sus 91 adherentes. La Cámara de Representantes de EEUU trata de impulsar a puerta cerrada una conversación sobre inmigración que cuente con el consenso de ambos partidos políticos después de que el proyecto de ley promovido por Luis Gutiérrez (congresista demócrata del Estado de Illinois) no contara con ningún apoyo republicano, a pesar de sus 91 adherentes.

La semana pasada en el programa de televisión «Al Punto» de Univisión, el congresista Lincoln Díaz Balart (del Partido Republicano en Florida) comentó que «lleva un año trabajando en el anonimato», junto a Xavier Becerra (congresista demócrata por el Estado de California) y otros legisladores, tanto demócratas como republicanos, «finalizando un proyecto de ley bipartidista», según informaron diversos medios locales.

Además, Díaz Balart comentó que la legislación empujada por Gutiérrez «no tiene posibilidades» y que aunque la introducción de esta propuesta «fue un duro golpe» para los esfuerzos que se están realizando, la intención es «continuar trabajando y presentar un proyecto».

Por su parte, los obispos católicos de EEUU y cabezas de diócesis lanzaron una campaña esta semana para reclamar una amplia reforma migratoria en 2010.

La Conferencia de Obispos Católicos de EEUU (USCCB por sus siglas en inglés) instó a los fieles de su iglesia a dar la bienvenida a los recién llegados y ejercer presión al gobierno estadounidense para que se regularice la situación de millones de inmigrantes indocumentados.

«Creemos que es la solución más práctica y humana», declaró el reverendo John C. Water, obispo de la diócesis de Salt Lake City y presidente del comité de inmigración de la USCCB durante una rueda de prensa telefónica mantenida con la cadena BBC.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA