Brasil critica la propuesta de libre comercio entre la UE y el Mercosur

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Ministro de exteriores de Brasil, Celso Amorim, ha manifestado su desacuerdo con la propuesta de la Unión Europea de crear un área de libre comercio con los países integrantes del Mercosur. Amorim ha calificado la iniciativa como “una porquería”. El Ministro de exteriores de Brasil, Celso Amorim, ha manifestado su desacuerdo con la propuesta de la Unión Europea de crear un área de libre comercio con los países integrantes del Mercosur. Amorim ha calificado la iniciativa como “una porquería”.

Para el responsable de la cartera de exteriores llegar a un acuerdo es muy difícil ya que considera que la propuesta de los Veintisiete no cumple las expectativas de la asociación latinoamericana. Los puntos más conflictivos para Amorim son los relativos al comercio de productos cárnicos y agrícolas para los que considera que la política planteada es un desastre.

Estas quejas ponen una piedra más en el camino al acuerdo entre ambos organismos internacionales. Con anterioridad, el Gobierno argentino ya había presentado alegatos contra la firma. La Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, apoyó al sector agroalimentario de su país aplazando la ejecución de esa área de libre comercio.

Con esto no contaba los impulsores del proyecto ya que, historicamente, la gerente de la Casa Rosada ha tenido problemas con el campo.

En 2010 se dará la coincidencia de que España tendrá la presidencia de turno de la UE y de que Cristina Fernández será la máxima responsable del Mercosur.

Desde algunos ambientes de Buenos Aires se dice que la diplomacia española aprovecharía esta circunstancia para fomentar la firma del tratado. Pero el giro en el planteamiento de la Presidenta respecto a los agricultores ha complicado llegar a un acuerdo el próximo año.

El Mercosur negocia desde hace diez años con la UE este acuerdo, que abarca un capítulo político, otro de cooperación, prácticamente acordado, y un tercero económico-comercial.

Mientras la asociación latinoamericana aspira a ampliar el acceso de sus productos agrícolas al proteccionista mercado europeo, los Veintisiete quieren mejores condiciones para las exportaciones de sus productos industriales y sus empresas de servicios con intereses en Sudamérica.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA