americaeconomica.com

Morales acusa a Áñez de hacer campaña con el reparto de ayudas sociales por el coronavirus

El expresidente de Bolivia Evo Morales
Ampliar
El expresidente de Bolivia Evo Morales (Foto: Alfredo Luna/telam/dpa)

Dice que, aunque Áñez sería un "agente de la CIA", el verdadero candidato de EEUU en Bolivia es Mesa.

martes 05 de mayo de 2020, 18:21h

El ex presidente de Bolivia Evo Morales ha acusado a su sucesora interina, Jeanine Áñez, de utilizar "políticamente" la pandemia, denunciando que con el reparto de ayudas sociales por el coronavirus intenta captar votos para las próximas elecciones.

"Lamentablemente la pandemia está siendo usada políticamente", ha dicho el líder indígena en una entrevista concedida a Radio Sputnik desde Argentina, donde está exiliado desde el año pasado.

El antiguo inquilino del Palacio Quemado ha afirmado que "toda la agrupación de partidos que están con Áñez y su partido, 'Juntos', usan a las Fuerzas Armadas para repartir bonos en las áreas rurales y hacer campaña".

Morales ha descartado que la entrega de ayudas sociales se deba a una verdadera preocupación de la nueva presidenta por los bolivianos, aduciendo a modo de prueba que en Trinidad, la capital de Beni, el departamento natal de Áñez, "casi el 60 por ciento de los trabajadores de la salud están contagiados y no están en los hospitales", por lo que "las familias están combatiendo al virus con medicina tradicional".

Por ello, ha desechado igualmente el argumento del Gobierno y sus socios para rechazar la ley aprobada por el Congreso, donde el MAS de Morales tiene mayoría, para adelantar las elecciones generales --presidenciales y parlamentarias--.

Los comicios debían celebrarse el 3 de mayo pero se postergaron por el coronavirus con la intención de que se llevaran a cabo en algún momento entre el 27 de julio y el 27 de septiembre. La nueva ley establece como límite el 3 de agosto.

El Ejecutivo ha anunciado que recurrirá la ley ante el Constitucional porque cree que celebrar tan pronto las elecciones podría causar un nuevo brote de coronavirus. "¿Qué moral tiene para hablar de la vida la dictadura cuando usó armas para matar al pueblo?", ha planteado Morales, en alusión a la ola de violencia postelectoral.

"Ahora los mata de hambre y con el coronavirus", ha afirmado, explicando que esta situación interna "es un problema" para el Gobierno de cara a la cita con las urnas y por eso quiere retrasarlas 'sine die'. "Pero el pueblo pide que se realicen", ha defendido y ha puesto como ejemplo las caceroladas: "Como no se pueden manifestar en las calles, se abren ventanas y puertas".

CANDIDATOS DE EEUU

Morales ha acusado a Áñez de ser "un agente de la CIA", por su "abierto sometimiento" a la Casa Blanca. "El actual ministro de Salud era médico de cabecera de la Embajada de Estados Unidos. Ha vuelto la DEA", ha expuesto.

Pese a ello, Áñez no sería la candidata de Estados Unidos, de acuerdo con Morales, sino que el plan de Washington era mantenerla solo de forma interina hasta que su verdadero elegido, el ex presidente Carlos Mesa, ganara los comicios.

Además, ha continuado, "el plan era que no hubiera elecciones (este año) y que hubiera una nueva convocatoria en 2021". "Pero no lo lograron gracias a nuestros parlamentarios. Quiero saludar a la bancada del MAS que no se prestó a este juego", ha apostillado.

EL "ERROR" DE MORALES

En este contexto, ha considerado que fue un "error" permitir que la Organización de Estados Americanos (OEA) realizara una auditoría de las elecciones presidenciales del 20 de octubre, que le daban un cuarto mandato. El análisis del bloque regional reveló "irregularidades" que condujeron a la dimisión de Morales.

"Fue un error haber invitado a la OEA. Pero mi responsabilidad era que no hubiera muertos", ha sostenido, incidiendo en que "cedió bastante" para "evitar enfrentamientos", aunque acabaron produciéndose con un saldo de más de 30 fallecidos. "El derecho a la vida está por encima de cualquier otro para mí", ha subrayado.

No obstante, ha incidido en que no amañó la votación. "No sé si cometí un error (al dimitir), la Historia me juzgará (...), lo que sí puedo asegurar es que no hubo es fraude (...) El tema del fraude es un invento para el golpe", ha aseverado.

Así las cosas, ha alertado de que "Bolivia tiene dos pandemias: el coronavirus, que nos mata de enfermedad, y la dictadura, que nos mata de hambre (...) con su corrupción y nepotismo".

Morales ha recalcado que la situación económica de Bolivia ha empeorado en estos meses de Gobierno de Áñez y, como ejemplo, ha mencionado la deuda interna. "Han usado 2.800 millones de bolivianos (unos 374 millones de euros) de las reservas del Tesoro para pagar aguinaldos y sueldos. Ni un año me endeudé con el Banco Central para pagar aguinaldos y sueldos", ha destacado.

"Ahora quieren capital extranjero, de los Estados Unidos", ha alertado, en lo que para Morales supone una confirmación de su teoría sobre el "golpe" en su contra. "No solo fue al indio y al modelo económico, sino al litio", ha dicho, en alusión a la presunta intención de la Casa Blanca de apoderarse de los recursos naturales de Bolivia.

El ex presidente ha señalado que por todo ello "este Gobierno ha perdido autoridad ante el pueblo". "Y el pueblo ha perdido el miedo ante el Gobierno 'de facto'. Sin autoridad no se puede resolver nada, por eso el pedido de elecciones ya", ha remachado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.