americaeconomica.com

Arroz con frijoles

viernes 30 de abril de 2010, 01:00h
La Academia Latina de los Grammys, encargada de organizar los premios del mismo nombre, ha negado cualquier vinculación con la trama Gürtel. Sin embargo, el portavoz de la Academia, Luis Dousdebes, ha indicado a Americaeconomica.com que la empresa no niega ni confirma que funcionarios de la Comunidad de Valencia hayan establecido contacto con ellos, tal como revela una de las conversaciones grabadas de Álvaro Pérez, "El Bigotes", que constan en el sumario del caso. El portavoz de la Academia sí aclara que, de haberse producido el contacto, este tenía como único fin "llevar la ceremonia de los Grammys a Valencia", y no guardaría ninguna relación con ninguna irregularidad cometida por el Gobierno valenciano.
La Academia Latina de los Grammys, encargada de organizar los premios del mismo nombre, ha negado cualquier vinculación con la trama Gürtel. Sin embargo, el portavoz de la Academia, Luis Dousdebes, ha indicado a Americaeconomica.com que la empresa no niega ni confirma que funcionarios de la Comunidad de Valencia hayan establecido contacto con ellos, tal como revela una de las conversaciones grabadas de Álvaro Pérez, "El Bigotes", que constan en el sumario del caso. El portavoz de la Academia sí aclara que, de haberse producido el contacto, este tenía como único fin "llevar la ceremonia de los Grammys a Valencia", y no guardaría ninguna relación con ninguna irregularidad cometida por el Gobierno valenciano.



En todo caso, el portavoz ha asegurado que el presidente de la Academia Latina de los Grammys, Gabriel Abaroa, quien se encuentra en estos momentos de gira por Latinoamérica, emitirá en el transcurso de los próximos días un comunicado oficial al respecto. Abaroa, que preside la academia desde el año 2002, mantiene buenas relaciones con el productor musical Emilio Estefan. En la época en que Bush era el inquilino de la Casa Blanca estuvo envuelto en varias polémicas, entre otras, por como se marginaba a los artistas cubanos dentro de la organización.



Según otra de las conversaciones intervenidas a ‘El Bigotes’, el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, utilizó empresas de la trama para intentar llevar a su autonomía el acto de entrega de los Grammy latinos. El Bigotes, en una conversación telefónica con su jefe Pablo Crespo publicada por El País, informa de que viajaba rumbo a Miami para negociar la organización de los Grammy en la capital del Turia. Misión que, según le trasladó Ricardo Costa a El Bigotes, “despertaba mucha ilusión” a Camps. “Por 16 o 18 millones de euros” los Grammy están en Valencia, aseguraba El Bigotes al secretario general del PP en aquel momento. Pérez no viajó solo a Miami para negociar los Grammy, sino que le acompañó el ex director de la televisión valenciana, Pedro García.



El deseo del presidente valenciano de traer este acto habría llegado hasta el punto que en la mesa ya estaba el precio del traslado. “Por 16 o 18 millones de euros” los Grammy están en Valencia, aseguraba El Bigotes al secretario general del PP. Precio que agradó a los dirigentes del PP ya que se uniría a los buenos réditos (económicos) que han dado eventos como la Volvo Ocean Race, la Fórmula 1 o la visita del Papa, no sólo a los organizadores sino también a la imagen internacional de Camps.



El interés de Camps se entiende por que la ceremonia de los Grammy Latinos es un evento que despierta gran expectación en la comunidad latina. En sus ediciones pasadas fue el programa más visto por los latinos en EEUU con más de 6,1 millones de espectadores, que se multiplican hasta 300 millones de televidentes por la distribución de los derechos de la cadena (Univisión).



Con estos datos, estos premios se convierten en un evento que mueve mucho dinero, ya que como muy bien se señala en su web, de las tres horas de emisión por televisión de la entrega, una hora es de anuncios comerciales. Por este motivo, El Bigotes no viajó solo a Miami para negociar los Grammy, sino que le acompañó el director de la televisión valenciana, Pedro García.



Miami también podría haber protagonizado un papel fundamental en las operaciones de la trama corrupta que lideraba Francisco Correa, que ahora se investiga en el ‘caso Gürtel’. El juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, antes de inhibirse en favor del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, imputó al director de la sucursal de Bancaja en Miami, Guillermo Martínez Lluch, por su presunta relación con unas operaciones de Correa en EEUU. Garzón posteriormente dejó en libertad a Martínez Lluch. Bancaja, por su parte, aclaró que las cuentas que poseía el líder de la trama corrupta habían sido canceladas.



En marzo del año pasado, el diario larepublica.es publicó un comentario sobre las relaciones de Esperanza Aguirre y la oposición cubana en Miami y sobre las ramificaciones de la trama liderada por Correa en Florida. Así, aseguraba en aquel momento que “el director de la sucursal de Bancaja en Miami, una entidad bancaria española vinculada a Aznar, es un personaje que entre sus muchos (des) atributos tiene el de una estrecha relación con la Fundación Nacional Cubano Americana desde la época de su ahora fallecido titular y agente de la CIA estadounidense, Jorge Más Canosa”.



En Miami también vivió un tiempo el empresario Juan Villalonga, amigo íntimo de José María Aznar. Su nombre apareció en una de las conversaciones intervenidas a Álvaro Pérez, ‘El Bigotes’, uno de los cabecillas de la trama. Las grabaciones revelan una conversación entre ambos cuando Villalonga preparaba su candidatura a presidir el Real Madrid.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.