americaeconomica.com

Lichis

Lichis
Lichis
jueves 23 de abril de 2015, 01:00h
Escuchar ‘Modo Avión’, el nuevo disco de Miguel Angel Hernando ‘Lichis’, es como volver a tener noticias de un viejo amigo. De un músico que recorría Lavapiés con su bajo, cuando la movida madrileña se había desvanecido muerta por pura irrelevancia, y algunos buscaban un camino entre las ruinas.
Escuchar ‘Modo Avión’, el nuevo disco de Miguel Angel Hernando ‘Lichis’, es como volver a tener noticias frescas de un viejo amigo. De un músico que recorría las calles de Lavapiés con su bajo, cuando la movida madrileña se había desvanecido muerta por pura irrelevancia, y algunos, como él, buscaban su camino entre las ruinas.



´Lichis’ encontró su sitio entonces, subido en una Cabra Mecánica. Un proyecto fresco e irreverente que hasta se atrevía a reivindicar a divas castizas como María Jiménez en aquella magistral ‘Lista de la Compra’ que, sin embargo, casi termina con un artista poliédrico y empeñado en no repetir las fórmulas ya comprobadas.



Afortunadamente, se mantuvo en pie, y pudimos seguir sus andanzas en proyectos arriesgados y estimulantes, como aquel ‘Miguelito’, con que se subió por primera vez al escenario de Libertad 8 y recorrió los bares de cantautores de Madrid. O la Pandilla Voladora, donde compartía los focos con tipos tan especiales como el mismísimo Albert Pla.



Y hasta llegamos a verle empuñando de nuevo el bajo con furia roquera en otros garitos, reconvertido en músico de versiones. Quizá fuese allí donde se encontró de nuevo cara a cara con el rock and roll, mientras recreaba, por ejemplo, el repertorio de Deep Purple a altas horas de la noche en el Honky Tonk.



Ahora estamos ante un nuevo comienzo. O algo parecido a eso. Aunque el artista medite cuál será su próximo paso mientras presenta por toda España su último disco. Un álbum lleno de canciones poderosas, aliento rítmico y esa melancolía callejera que siempre parece acompañarle.



Por fortuna, ‘Lichis’ no ha abandonado su deseo de aprender. Ni su capacidad para ser generoso con quienes ahora, como le pasaba a él hace tres lustros, pelean en la noche madrileña por abrir nuevos caminos artísticos y terminar con la monotonía dominante. Ellos también tienen la suerte de tenerle como referencia.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.