Vientos que arrasan

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Estado de Tamaulipas, un área clave para la industria manufacturera de México, en la que se elabora el 30% de las exportaciones del país ha quedado seriamente dañado a raíz de la desafortunada visita del huracán Álex. El ciclón también ha dejado allí tres víctimas mortales. El Estado de Tamaulipas, un área clave para la industria manufacturera de México, en la que se elabora el 30% de las exportaciones del país ha quedado seriamente dañado a raíz de la desafortunada visita del huracán Álex. El ciclón también ha dejado allí tres víctimas mortales.

Desde Protección Civil consideran que el Estado de Tamaulipas ha sido el territorio más afectado del país por el huracán Álex y más concretamente en su región norte han sido los municipios de Matamoros, Río Bravo, Reynosa y Nuevo Laredo los que más han padecido por el Huracán, mientras que por el centro, los más afectados por las rachas de viento han sido Soto La Marina, Padilla, Casas, San Carlos, Villagrán, Hidalgo, Miquihuana, Jaumave, Llera y Ciudad Victoria.

El reporte de este organismo señala que gran parte de Matamoros ha estado bajo el agua y que cuatro mil personas se fueron a los albergues. En Reinosa por su parte ha habido al menos 80 colonias inundadas por la lluvia lo que provocó el traslado de 120 personas a sitios seguros y el viento que circulaba a 150 kilómetros hora arrancó un total de 15 árboles.

Por otro lado en el municipio de Río Bravo se alcanzan las cifras de 7 colonias inundadas y más de 150 personas alojadas en albergues. Los habitantes de Nuevo Laredo, por su parte, han padecido más de 15 horas de precipitaciones lo que ha provocado inundaciones y daños materiales pero ninguna pérdida humana.

Aparte de estas localidades, el huracán Álex ha dejado en toda la zona centro de Tamaulipas rachas de viento que han llegado a alcanzar los 200 kilómetros por hora, las cuales han afectado a postes, árboles, cableado de energía eléctrica, red telefónica, comercios y colegios, que se encuentran seriamente dañados.

Mediante un comunicado la Secretaría de la Defensa Nacional mexicana, ha precisado que el personal militar evacuó y trasladó a refugios temporales a unas 3.937 personas en Tamaulipas y especialmente de las zonas costeras de San Fernando y Soto la Marina.

Se conocen otros datos que dan una idea general de la extensión de los destrozos ocasionados en México. Un reporte preliminar de Protección Civilprecisa que más de 4.500 personas de todo el país han sido evacuadas a los albergues debido a las inundaciones.

También existen datos oficiales que afirman que más de 110.000 ciudadanos se han quedado sin el servicio de agua potable y más de 60.000 sin electricidad en la zona Metropolitana de Monterrey (capital del Estado mexicano de Nuevo León). No es lo único sucedido ya que muchas de las clases de las escuelas primarias y secundarias han sido suspendidas, lo que afecta a más de 1 millón de alumnos.

No hay que olvidar las abundantes precipitaciones que han arrancado tejados, inundado calles y obligado a miles de personas a evacuar las aldeas pesqueras de la costa del Golfo de México.

Las autoridades del país están a la espera de poder cuantificar todos los daños causados por el huracán, ya que antes del cierre de esta edición las lluvias y el estado de emergencia, que todavía se mantienen, dificultan dar cifras definitivas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA