Todo por el diésel

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A pesar del gran potencial que tiene Honduras para producir energía limpia, la generación de electricidad de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), aún depende de plantas privadas que usan diesel. A pesar del gran potencial que tiene Honduras para producir energía limpia, la generación de electricidad de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), aún depende de plantas privadas que usan diesel.

De ello se hace eco la prensa de la zona, al tomar como referencia diversos informes preparados por la propia ENEE.

Entre lo más destacado de ellos, se comenta que por cada 100 gigavatios (Gwh) de energía generada en el sistema de la ENEE a septiembre de 2013, 40 Gwh procedían de fuentes hídricas, eólica y biomasa. Los restantes 60 Gwh eran de plantas térmicas e importaciones.

Todo esto contradice el informe del Secretario de Recursos Naturales y Ambiente (Serna), Roberto Cardona que ha asegurado que el 44% de la generación eléctrica viene de energía renovable.

El Ejecutivo del presidente Porfirio Lobo Sosa aprobó a final del año 2010 algo menos de 50 proyectos de energía limpia con una capacidad de generación de 750 Gwh. A pesar de ello, en los últimos tres años solo cuatro de estos proyectos han empezado a construirse.

Según los diversos informes estadísticos de la ENEE, la capacidad instalada ha supuesto (en comparación con el año 2010) un aumento de 124,9 megas, que tienen que ver con la puesta en marcha del parque eólico Cerro de Hula, con 102 MW de capacidad.

Hace tras años, el 61,6% de la capacidad instalada (992,5 MW) era térmica –diésel y bunker-, mientras que la hidráulica alcanzó 32,7% (526,4 MW) y 5,7% (91,4 MW) era biomasa. Lo anterior significa que 61,6% era energía sucia y 38,4% era de fuentes renovables.

Mientras que en el noveno mesa del año, la capacidad instalada ascendió a 1.734,9 megavatios, de los que los generadores térmicos aportaban el 56,3% (977,4 MW), seguido de la energía hidráulica, con 31,7% (550 MW), biomasa con 6,1% (105,5 MW) y eólica con 5,9% (102 MW). El 56,3% era energía sucia y 43,7% era limpia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA