Temas pendientes

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Endesa celebrará el próximo 14 de diciembre una junta extraordinaria de accionistas para modificar 13 artículos de los 14 que componen sus estatutos. La eléctrica presidida por Borja Prado ha asegurado a Americaeconomica.com que “se trata de una junta de arrastre”, es decir, que servirá para aprobar temas pendientes del proceso de compra por parte de Enel, como cuestiones administrativas o la actualización de estatutos que no se pudieron hacer en la junta de ordinaria que se celebró en junio. Endesa celebrará el próximo 14 de diciembre una junta extraordinaria de accionistas para modificar 13 artículos de los 14 que componen sus estatutos. La eléctrica presidida por Borja Prado ha asegurado a Americaeconomica.com que “se trata de una junta de arrastre”, es decir, que servirá para aprobar temas pendientes del proceso de compra por parte de Enel, como cuestiones administrativas o la actualización de estatutos que no se pudieron hacer en la junta de ordinaria que se celebró en junio.

Entre los cambios propuestos está el de la nacionalidad de la sociedad holding Enel Europa, a través de la cual el grupo italiano adquirió Endesa, que pasará a ser española y se integrará en la eléctrica. Este cambio responde a una consolidación fiscal tras la ruptura con Acciona, que era la tenedora de las acciones.

También se modificará el artículo 15 relativo a la reducción del capital social, que será una modificación en el texto sin consecuencias legales. Además será ratificado como miembro del consejo a Gianluca Comin, director de Comunicación de Enel, que fue designado consejero de Endesa por cooptación el pasado verano.

Mientras reforma sus estatutos, Enel también se servirá de Endesa para reducir su elevada deuda. Su frenética política de adquisiciones, culminada con la compra de la eléctrica, no sólo han convertido a Enel en la ‘utility’ más endeudada de Europa, también ha de lamentarse de ocupar este primer puesto en la clasificación de toda la industrial italiana.

Así lo revela el ranking anual elaborado por el Departamento de Investigación de Mediobanca. El banco que se encargó de la ejecución del desembarco de Enel en Endesa cifra en 56.900 millones de euros la deuda de la italiana y supera de este modo a compañías como Telecom Italia y Eni.

Para afrontar esta situación, Enel ha puesto en marcha un amplio abanico de estrategias que van desde ampliaciones de capital, emisiones de bonos, desinversiones (sobre todo de su filial española) y recortes de dividendos. Pero también tiene previsto deshacerse de las redes de alta tensión de Endesa y recaudar fondos cuando se haga efectiva la devolución del déficit de tarifa. Todo ello para alcanzar el objetivo fijado de los 45.000 millones de euros a finales de 2010. Es decir que en sólo dos años pretende reducir su deuda casi un 21%. Estas estrategias no pueden ser suficientes y en algunos medios se especula con la idea de que Enel podría desprenderse de más activos de Endesa en Latinoamérica, demostrando que su filial actualmente sirve para financiar a su propietaria y no como división de proyectos para el futuro.

La última desinversión fue en Colombia, donde llegó a un acuerdo para vender su cartera de créditos al consumo del Programa Crédito Fácil Codensa a Multibanca Colpatria, que se hará de esta forma con un programa de préstamos valorado en 175 millones de dólares (115 millones de euros). Las próximas desinversiones podrían tener lugar en Brasil. Según Bloomberg, Endesa podría vender su filial en el país latinoamericano a la Compañía de Minas de Gerais, que es la mayor interesada en la operación, según la agencia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA