Sindicatos y empresarios colombianos firman un acuerdo histórico

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente colombiano Juan Manuel Santos, junto a la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Confederación de Pensionados de Colombia (CPC), han cumplido con lo que se les exigía. En respuesta a las reticencias de los sindicatos estadounidenses cercanos al Partido Demócrata para la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC), sus iguales colombianos, junto con los empresarios, han firmado un pacto para la creación de un Ministerio de Trabajo y que garantiza el ejercicio de la actividad sindical. Ya no hay motivo de queja. El TLC está más cerca. El presidente colombiano Juan Manuel Santos, junto a la Confederación General del Trabajo (CGT) y la Confederación de Pensionados de Colombia (CPC), han cumplido con lo que se les exigía. En respuesta a las reticencias de los sindicatos estadounidenses cercanos al Partido Demócrata para la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC), sus iguales colombianos, junto con los empresarios, han firmado un pacto para la creación de un Ministerio de Trabajo y que garantiza el ejercicio de la actividad sindical. Ya no hay motivo de queja. El TLC está más cerca.

Se trata del mejor pacto de este tipo del que se tenga constancia en el país en los últimos 50 años. Según Santos, el convenio contempla una serie de puntos incluidos en el plan de acción con EEUU para avanzar en la aprobación del Tratado de Libre Comercio (TLC), que lleva estancado cinco años. Esta acción supone el cumplimiento de uno de los aspectos más importantes que tiene en cuenta el Congreso del país norteamericano, requisito indispensable que deben cumplir todas aquellas naciones que quieran formar parte de un tratado comercial.

«Lo que hemos hecho es ir avanzando e ir ordenando un paquete de garantías a los trabajadores, y también de fortalecimiento a los empleadores, porque considero que en la medida en que los trabajadores se sientan que están bien remunerados y con sus garantías, eso aumenta la productividad, aumenta el resultado del trabajo, en beneficio directo a los empleadores y al país», detalló el presidente, Juan Manuel Santos.

Tras la firma del acuerdo por parte de Luis Carlos Villegas, presidente de la ANDI (Asociación Nacional de Empresarios de Colombia) ; Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT) y Jesús Ernesto Mendoza de la Confederación de Pensionados de Colombia, el presidente Santos invitó a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y a la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC) a que se unan al proceso, «porque aquí está todo lo que han venido pidiendo, y lo único que tienen es interlocutores dispuestos a un diálogo constructivo, a un diálogo franco, donde se establezcan unas reglas de juego y unos procedimientos que sin duda nos van a traer a todos más beneficios».

No obstante, estas dos obreras sindicales, CUT y CTC, se marginaron de la firma de dicho acuerdo porque consideran que aún le faltan detalles de suma importancia, como la eliminación inmediata de las cooperativas de trabajo asociado, y en sus filas se lleva a cabo un intenso debate sobre si es pertinente o no acompañar a la CGT y a la CPC (gremio que agrupa a los pensionados del país) en este momento.

Este paso hacia adelante sucede la misma semana en la que la mitad de los gobernadores de EEUU se dirigieron al presidente Barack Obama a través de una carta donde expresan su apoyo a la firma del TLC entre esta nación y Colombia. El acuerdo abriría nuevas oportunidades para el progreso de los empresarios en ambos países. Esta misiva llega un día después de que Suiza haya firmado un contrato comercial con el Gobierno de Juan Manuel Santos. Colombia intenta desde hace tiempo concretar un acuerdo con EEUU, pero las autoridades del país no terminaban de convencerse del todo.

En la carta dirigida al inquilino de la Casa Blanca, 25 gobernadores destacan la necesidad del país del norte de avanzar en materia comercial, por lo que incitan al estado para agilizar la firma de los tratados pendientes. Los dirigentes esperan que Obama dé vía libre cuanto antes al TLC con Colombia y también a los acuerdos de este tipo que tiene pendiente con Corea y Panamá.

La ratificación lo antes posible de este acuerdo, que lleva estancado cinco años, traerá beneficios para la economía del país norteamericano. Por lo que el gobierno de Barack Obama debe actuar con rapidez para evitar el descarrilamiento de su política comercial.

Mientras tanto, en vistas de que EEUU todavía no se lanza a firmar el TLC con Colombia, Suiza sí lo ha hecho. El próximo 1 de julio entrará en vigor el acuerdo comercial entre Colombia y Suiza. El anuncio lo hicieron el ministro de Comercio colombiano, Sergio Díaz-Granados, y la secretaria de Estado suiza para asuntos económicos Marie-Gabrielle Ineichen. Un hecho significativo para los colombianos, ya que se trata del primer convenio vigente con una economía desarrollada.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA