Santos quiere recuperar la popularidad

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se enfrenta a una pérdida de la popularidad que se ha visto incrementada esta semana con la huelga agraria, a la que se han sumado varios sectores. Por ello, ha decidido recurrir a la mayor ambición de su Gobierno, el acuerdo con las FARC, para recuperar el apoyo de los ciudadanos de cara a una posible reelección. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se enfrenta a una pérdida de la popularidad que se ha visto incrementada esta semana con la huelga agraria, a la que se han sumado varios sectores. Por ello, ha decidido recurrir a la mayor ambición de su Gobierno, el acuerdo con las FARC, para recuperar el apoyo de los ciudadanos de cara a una posible reelección.

Santos propuso ayer someter a referéndum un eventual acuerdo de paz con el grupo guerrillero, una consulta popular que se celebraría el mismo día que las elecciones del año próximo. Precisamente, esta misma semana el mandatario confirmó que pretende presentarse a los comicios para un nuevo mandato.

“Mi corazón me está impulsando a ello”, comentó el presidente en una entrevista preguntado por su posible candidatura a las próximas elecciones. Aunque muchos consideran que Santos ya está haciendo campaña para el año que viene, no se había pronunciado públicamente hasta ahora acerca de su presentación a un nuevo mandato en Colombia.

Tras reconocer sus intenciones, Santos ha anunciado que el Gobierno presentó en el Congreso un proyecto de ley que permita “que los acuerdos finales para poner fin al conflicto se puedan presentar en un día que coincida con las elecciones del Congreso o con las elecciones presidenciales”.

Para muchos, es un intento por impulsar su popularidad. El apoyo de los colombianos al presidente cayó en el mes de julio al 45% en julio desde el 55% del mes anterior, según un estudio de la firma Datexco, que publicó el diario colombiano El Tiempo a principios de este mes. Santos registraba así el nivel de confianza de los ciudadanos más bajo desde que llegó a los mandos del país en 2010.

El descontento de los colombianos pudo verse esta semana en las calles. El lunes, los campesinos del país comenzaron una huelga indefinida para reclamar al Gobierno la constitución de zonas de reserva campesinas y mejoras sociales en las zonas agrícolas, especialmente en cuanto a salud y acceso al agua potable.

El sector agrario recibió el apoyo de otros gremios que se sumado a las protestas, como los profesores, los profesionales de la salud y los transportistas. El Gobierno no pudo contener las manifestaciones, a pesar de amenazar con duras sanciones a quienes apostaran por actitudes violentas.

Las protestas se extienden ya por quinta jornada y comienzan a tener sus consecuencias. Los precios de varios alimentos se han incrementado en las zonas en las que el paro ha tenido mayor repercusión, como Medellín o Bogotá.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA