Santos, el nuevo enemigo de Maduro

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La crisis política abierta entre Venezuela y Colombia parece reabrirse, esta vez con distintos protagonistas. La buena relación que han mantenido ambos países en los últimos años, con el fallecido Hugo Chávez y el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, a la cabeza, está a punto de resquebrajarse La crisis política abierta entre Venezuela y Colombia parece reabrirse, esta vez con distintos protagonistas. La buena relación que han mantenido ambos países en los últimos años, con el fallecido Hugo Chávez y el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, a la cabeza, está a punto de resquebrajarse. Al sucesor del líder bolivariano no le ha sentado nada bien que el mandatario del país vecino recibiera a Henrique Capriles.

“Una puñalada por la espalda a Venezuela”. Así calificó el presidente venezolano, Nicolás Maduro al encuentro que mantuvieron esta semana Santos y el líder de la oposición de Venezuela. En su golpe al presidente colombiano, recordó como siempre la figura del comandante fallecido.: “Se ha violado el acuerdo de Santa Marta. El presidente Chávez lo respetó impecablemente y Santos hasta hace muy poco”, aseguró Maduro.

El mandatario implicó además a Colombia en un plan, urdido por el ‘enemigo estadounidense’ para derrocarle. Aseguró que expertos del país norteamericano están trabajando en un veneno para matarle y habrían viajado a Colombia, donde «todo el Estado» planea quitarle de en medio. La nación vecina estaría proyectando también, según Maduro “sabotajes a la economía” venezolana.

Como ya hicieran sus ministros, amenazó con abandonar el proceso de paz con las FARC. En este sentido, pidió a Colombia “que rectificara a tiempo. Mientras tanto seguiremos evaluando nuestra participación en el acuerdo y toda la relación bilateral”.

El primer miembro oficialista en reaccionar fue el presidente del Parlamento Diosdado Cabello, quien aseguró que «Santos ha puesto una bomba de tiempo en las relaciones bilaterales al reunirse con un fascista y asesino». También dejó claro su malestar en su perfil de Twitter, en el que ha escrito que el presidente colombiano “le pone una bomba” a las relaciones entre los países vecinos.

Pero la mayor amenazada llegó de parte del ministro de Asuntos Exteriores, Víctor Jaua, quien adelantándose a Maduro señaló que Venezuela «evaluará seguir siendo parte de los acuerdos de paz en Colombia». El tema preocupa, pues hace unas semanas los representantes de las FARC en los acuerdos de paz recalcaron en el diario El Espectador la importancia de la figura de Chávez en las negociaciones, por lo que se teme que éstas puedan romperse sin la presencia de Venezuela.

Capriles se reunió Santos para defender que hubo irregularidades durante las pasadas elecciones presidenciales de 14 de abril. En la reunión, el venezolano pidió que no se deje solo a su país. En su opinión, se está luchando mucho en Venezuela pero se necesita el apoyo de las naciones vecinas.

“El Gobierno está comprando medios de comunicación privados para que en Venezuela se escuche sólo una voz”, denunció además el gobernador de Miranda en una rueda de prensa en Colombia. Capriles viajará a los demás países de la región para buscar apoyos en su denuncia sobre el fraude electoral.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA