¿Salvados?

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El precio de las acciones de BP llegó a dispararse el viernes en la Bolsa cerca de un 6% después de que la compañíaconsiguiera detener por completo el vertido de crudo del Golfo de México, tras 87 días de fuga. “Ya no hay flujo de petróleo en el golfo de México”, ha indicado el vicepresidente de exploración y producción de BP, Kent Wells. Obama, sin embargo, opina que el problema no esta completamente resuelto. El precio de las acciones de BP llegó a dispararse el viernes en la Bolsa cerca de un 6% después de que la compañíaconsiguiera detener por completo el vertido de crudo del Golfo de México, tras 87 días de fuga. “Ya no hay flujo de petróleo en el golfo de México”, ha indicado el vicepresidente de exploración y producción de BP, Kent Wells. Obama, sin embargo, opina que el problema no esta completamente resuelto.

Las buenas noticias también se dejaron notar en la deuda de la compañía. Sus CDS retrocedieron casi un 8%, hasta los 322 puntos básicos. Desde finales de abril, fecha del vertido, BP ha perdido un 36% de su capitalización.

La petrolera ha iniciado también una prueba para determinar si la presión del pozo submarino en el que han enterrado el crudo, con la resistencia de un nuevo tapón, podrán aguantar.

Diecisite horas después de que la válvulas fueran cerradas el Vicepresidente de BP ha dicho que la presión era favorable pero Wells advirtió de que a la compañía aún le queda un largo camino para saber si la medida aguanta o si falla y tienen que volver a las labores de limpieza y contención.

“De cualquier manera, la prueba es un paso importante en sí misma” afirmó el directivo. La prueba en la que se decidirá si la detención del vertido es sólo temporal o total, podría tardar desde seis horas hasta dos días, o más si los responsables del Gobierno ordenan a BP detenerla o pausarla temporalmente.

Lo que no está claro es si la tapa de pozo tendrá que ser abierta de nuevo para permitir que el crudo salga después de la prueba e incluso si la prueba funciona BP necesitará cerrar el vertido con cemento y barro a bajas profundidades, en donde el sello se mantendrá de forma más permanente que en la superficie.

La compañía británica podría cargar a sus potenciales compradores de acciones con demandas con el fin de conseguir el dinero para pagar los 100.000 millones de pérdidas provocadas por el derrame.

También ha hablado del tema el presidente de los EEUU, Barack Obama, en una conferencia de prensa desde la Casa Blanca para pedir no adelantarse a los acontecimientos.

El mandatario cree que se ha producido un avance pero que todavía no está confirmado que haya pérdidas. Para él son muy buenas noticias que el tapón aplicado a la fuga de crudo halla sido todo un éxito pero aun se encuentra en fase de pruebas. Minutos antes del anuncio del éxito, un fallo había puesto a los equipos de la petrolera en alerta, lo que había hecho que la prueba se viese demorada durante horas.

Los técnicos de BP encargados de colocar el tapón esperan que la presión no pare de subir, ya que si esta baja significa que por alguna parte existe alguna fuga. Si esto llega a ocurrir durante varias horas, la prueba deberá ser suspendida para comprobar todo el sistema.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA