Rebelión en los medios

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Han pasado seis meses desde que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, pidió asilo en la Embajada de Ecuador en Londres y para conmemorar este ‘aniversario’ ha dado un discurso en el que ha asegurado que WikiLeaks sigue tan viva como siempre y publicará en 2013 un millón de documentos.

Han pasado seis meses desde que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, pidió asilo en la Embajada de Ecuador en Londres y para conmemorar este ‘aniversario’ ha dado un discurso en el que ha asegurado que WikiLeaks sigue tan viva como siempre y publicará en 2013 un millón de documentos.

En su intervención, que ha durado 15 minutos, el activista ha asegurado, frente a un centenar de seguidores y medios de comunicación de todo el mundo que  su trabajo “no se verá amedrentado y seguirá enfrentándose a los acosadores mediante un millón de documentos que se publicarán en 2013 y que afectarán a todos los países del mundo”.

Así puede leerse en varios medios como la Vanguardia en España o el argentino Urgente24, que señalan que el fundador de WikiLeaks deja “la puerta abierta, y siempre lo ha estado para cualquiera que desee usar los tramites adecuados para hablar conmigo o garantizarme una salida segura”.

En su discurso (“navideño” tal y como él lo ha llamado) ha aprovechado también para darle las gracias al Gobierno de Ecuador por su asilo. “Este edificio se ha convertido en mi casa, mi oficina, mi refugio. Gracias al Gobierno de Ecuador y el apoyo de sus habitantes”.

Ha agradecido también su comprensión a los países latinoamericanos y ha señalado que se siente seguro en la embajada de Ecuador en Londres. Ha apreciado también los “esfuerzos de solidaridad” que emprenden sus simpatizantes para proteger la libertad de expresión y puntualizó que todos sus seguidores deben unirse ahora para defender a los ecuatorianos y prevenir una intervención en su economía de parte de los países occidentales.

Assange pidió asilo en la Embajada de Ecuador en Londres hace seis meses para evitar su extradición a Suecia, que lo investiga por unas acusaciones de delitos sexuales que él niega. Además, cabe la posibilidad que le trasladen a EEUU, donde “no le juzgarían justamente”.

El periodista ha señalado que aún espera que Reino Unido le otorgue un salvoconducto que le permita hacer valer el asilo diplomático otorgado por Ecuador y reconoce que ha “considerado la posibilidad” de no poder abandonar nunca esa embajada.

Según él, entregarlo a Suecia es una simple excusa para extraditarlo a EEUU, donde teme ser perseguido por los datos filtrados sobre los cables diplomáticos que Manning (un ex soldado estadounidense) acercó a WikiLeaks.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA