Preocupación por el combustible

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Nicaragua se encuentra en medio de una polémica debido al nuevo aumento en el precio de los carburantes que se ha dado a conocer al final de la semana pasada. La gasolina súper, corriente y diesel llegará 5,3, 4,9 y 4,5 dólares, respectivamente. Nicaragua se encuentra en medio de una polémica debido al nuevo aumento en el precio de los carburantes que se ha dado a conocer al final de la semana pasada. La gasolina súper, corriente y diesel llegará 5,3, 4,9 y 4,5 dólares, respectivamente.

La disputa es, sobre todo, entre los consumidores, que piden que se regulen los derivados del petróleo y los empresarios del sector, que se oponen a dicha medida. Las autoridades, por su parte, aún no se han pronunciado al respecto.

En cualquier caso, y de un modo más general, el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, ha dicho que la diferencia de precios a menudo la establecen las refinerías.

El Instituto Nicaragüense de Energía, que informa de las variaciones de los precios de los combustibles, ha coincidido con él y ha asegurado en un Boletín en la red que estos “no son regulados y son establecidos por cada una de las empresas distribuidoras que operan en el país”.

Por otro lado, según ha señalado el director del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor (Indec), Marvin Pomares, ha asegurado a la agencia Efe que los precios de combustibles del país son los más altos en Centroamérica y ha advertido de los efectos que esto puede tener en la cesta básica.

El líder del organismo (que no depende del Gobierno) ha manifestado que van a proponer a los diputados de la Asamblea Nacional la regulación de los precios del combustible, de manera que fluctúen según los costes internacionales del petróleo y no a discreción de las estaciones de servicios.

Ha anunciado también que el viernes de reunirá con transportistas de carga para organizar una manifestación ante la refinaría de Managua, propiedad de la compañía petrolera Puma Energy, con sede en Ginebra (Suiza).

Diversos medios especializados han consultado por una eventual regulación, a lo que el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) de Nicaragua, José Adán Aguerri, se ha declarado contrario a esta iniciativa.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA