Pólemico símbolo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La bloggera cubana Yoani Sánchez se convirtió ayer en la protagonista de una encendida audiencia en el Congreso de EEUU sobre la posibilidad de levantar las restricciones de viajes a Cuba para los estadounidenses. El debate fue intenso a pesar de que hasta la próxima primavera, como pronto, no se votará ninguna decisión al respecto. La bloggera cubana Yoani Sánchez se convirtió ayer en la protagonista de una encendida audiencia en el Congreso de EEUU sobre la posibilidad de levantar las restricciones de viajes a Cuba para los estadounidenses. El debate fue intenso a pesar de que hasta la próxima primavera, como pronto, no se votará ninguna decisión al respecto.

En esta ocasión, los partidos políticos no tienen una posición unitaria sobre el proyecto de ley que permitiría a todos los estadounidenses viajar a la Isla.

Sin embargo, ayer las voces más críticas las protagonizaron los congresistas republicanos más anticastristas, que en los últimos meses habían dirigido su atención hacia Venezuela, en lugar de hacia Cuba. Ileana Ros-Lehtinen recordó que “el régimen cubano no ha aflojado el puño”.

“Ahora no es el momento de cambiar la política y empezar a apaciguar las relaciones con el clan Castro”, dijo Connie Mack, republicano por Florida, citando un artículo de la bloggera cubana. Pero usar a Yoani como ejemplo para criticar el levantamiento de los viajes a Cuba no es un buen argumento: ella no se opone.

Mal ejemplo. En mitad de la audiencia, el presidente del Comité de los Asuntos Exteriores de la Cámara y demócrata por California Howard L. Berman leyó una carta que había recibido de la Yoani Sánchez: “Una apertura de los viajes de estadounidenses podría generar más aumento de la democratización en Cuba que la actuación indecisa de Raúl Castro”.

Este argumento, que también defiende el propio presidente de EEUU, Barack Obama, igualmente es compartido por la prominente defensora de los presos políticos cubanos, Miriam Leiva. “La sociedad cubana se beneficiaría del turismo de miles de estadounidenses”, dijo Leiva en el Congreso. “En primer lugar, a través de la libre circulación de ideas, y además, presionando al Gobierno para que proporcione bienes y servicios, ya que los hoteles podrían quedarse sin capacidad”, añadió.

Rechazo. Berta Antúnez, hermana de un prisionero político cubano desde hace mucho tiempo, rechazó los argumentos de Leiva. “Durante años, los turistas europeos, canadienses y latinoamericanos han viajado a Cuba sin tener ningún impacto sobre la realidad cubana”, dijo Antúnez, quien dijo que estos viajes llenan las arcas del Gobierno, pero el dinero nunca llega a la sociedad civil.

Además, muchos legisladores, tanto demócratas como republicanos, creen que el levantamiento de estas restricciones podría ayudar a mantener el régimen de los hermanos Castro.

Cartas. Ayer Obama protagonizó un hecho histórico. Por primera vez en 50 años un inquilino de la Casa Blanca ha accedido a conceder una entrevista a un periodista cubano que vive y trabaja en la Isla. La elegida fue la bloggera cubana Yoani Sánchez, cuyo Generación Y, queda así bendecido como la principal referencia cultural de los nuevos tiempos.

Yoani envió dos cartas, una a la Casa Blanca y otra a la oficina de Raúl Castro, El presidente cubano no ha contestado al cuestionario. El de EEUU sí, aunque haya tardado tres meses.

La respuesta de Obama viene a confirmar la importancia que en los últimos años han adquirido Generación Y y su creadora en estos tiempos marcados por la retirada del poder de Fidel Castro y el cambio de Administración en EEUU.

La publicación de esta entrevista significa mucho más de lo que parece tras la polémica generada por la agresión que Sánchez y otros dos periodistas cubanos sufrieron la pasada semana en La Habana, cuando se disponían a acudir a una manifestación por la Paz en la capital cubana.

La periodista pertenecía a un grupo de bloggeros que en 2004 apostaron por la independencia política en la Red, una cruzada no exenta de dificultades por el férreo control que las autoridades cubanas ejercen sobre el uso de Internet en el país. Pero a partir del pasado abril de 2008 su blog Generación Y comenzó a tener un éxito internacional sin precedentes.

Según explica la propia Yoani, el famoso blog recibe este nombre porque “está inspirado en gente con nombres que comienzan o contienen una «i griega». Nacidos en la Cuba de los años 70s y los 80s, marcados por las escuelas al campo, los muñequitos rusos, las salidas ilegales y la frustración”.

La dimensión internacional que ha alcanzado la bitácora se disparó cuando en aquel abril, Yoani recibió el Premio Ortega y Gasset otorgado por el Grupo Prisa. La empresa presidida por Ignacio Polanco tiene fuertes intereses en Latinoamérica. Además de sus medios de comunicación, también tiene intereses editoriales y en discográficas en la región.

Precisamente, el Gobierno cubano ha criticado recientemente a la empresa porque su editorial Santillana ha sido la encargada de sacar a la luz el polémico libro de Juanita Castro, hermana de Raúl y Fidel.

El primero periodístico fue el primero de otros muchos que llegaron después. Y también supuso el aumento imparable de las visitas de Generación Y, lo que permitió a Sánchez emprender su propia “revolución tecnológica” colgando sus comentarios en redes sociales y versionando esta bitácora en 17 idiomas.

Con el cuestionario a Obama, Yoani Sánchez parece querer dar un golpe en la mesa ante todos aquellos que han calificado su blog como un espacio de cotilleo o de poco contenido político. El último en hacerlo fue el catedrático de la Universidad de La Habana Rafael Hernández, que más concretamente utilizó el calificativo de “ciberchancleteo” durante una conferencia en Miami.

En 2008 el cubano fue invitado por la Universidad de Austin (Texas) para dar una conferencia, aunque en aquella ocasión le denegaron el visado, con George W. Bush aún de presidente.

Este intercambio de opiniones intelectuales comenzó con el diario El País, cuando el pasado 26 de octubre publicó una noticia en la que se aseguraba que Obama había pedido a José Luis Rodríguez Zapatero la intermediación de Moratinos en su último viaje a la Isla.

Este movimiento se ha acelerado en las últimas semanas, en un momento en el que los rumores sobre el posible fallecimiento de Fidel Castro volvían a ocupar las primeras planas de los blogs especializados. Unas especulaciones que fueron ‘contestadas’ con dos artículos, uno en el propio El País y otro en Los Ángeles Times, en el que se describía con todo lujo de detalles la vida diaria del líder revolucionario en su retiro familiar.

Pero este es sólo el principio de una serie de artículos cruzados en la prensa internacional que han reforzado la teoría de que la diplomacia cultural ha comenzado a ganar la partida al diálogo político. Cada vez son más las publicaciones especializadas estadounidenses que cuentan con la colaboración de analistas cubanos.

Lo destacado del caso es que estos comentarios son con el permiso del régimen castrista ya que son fuentes oficiales que dan una visión desde Cuba sobre la situación de la Isla. Los nuevos comentaristas son analistas jóvenes, recién llegados a la Cátedra en muchos casos, con una mentalidad más aperturista hacia EEUU.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA