Pisando el acelerador

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El servicio de estudios del BBVA, la entidad española presidida por Francisco González, ha presentado un informe en el que revisa al alza su proyección para América Latina, y eleva en seis décimas, hasta el 5,2%, su crecimiento económico para este año. Joaquín Vial, economista jefe de BBVA para América Latina, considera que la recuperación de las economías de la región está sustentada en el fuerte incremento de la demanda interna, apoyada en el aumento de la confianza, las políticas fiscales y monetarias todavía expansivas y, sobre todo, los altos precios de las materias primas. Se prevé que el impulso en el crecimiento continúe en 2011 y 2012, cuando la región crezca a un ritmo del 4,5% anual. El servicio de estudios del BBVA, la entidad española presidida por Francisco González, ha presentado un informe en el que revisa al alza su proyección para América Latina, y eleva en seis décimas, hasta el 5,2%, su crecimiento económico para este año. Joaquín Vial, economista jefe de BBVA para América Latina, considera que la recuperación de las economías de la región está sustentada en el fuerte incremento de la demanda interna, apoyada en el aumento de la confianza, las políticas fiscales y monetarias todavía expansivas y, sobre todo, los altos precios de las materias primas. Se prevé que el impulso en el crecimiento continúe en 2011 y 2012, cuando la región crezca a un ritmo del 4,5% anual.

Para Vial la región se encuentra en un buen momento debido a los importantes flujos de capital que los países están recibiendo, con un peso fuerte de la inversión extranjera directa, que llega a Latinoamérica atraída por el mejor clima de receptividad y los altos precios de las materias primas.

Según el informe del banco español, llamado “Situación en Latinoamérica”, los principales países que más aportan al crecimiento económico de la región este año son Brasil, con una proyección de crecimiento del 6,9%, Perú, con unas estimaciones que rondan el 6,8% y Argentina, con un crecimiento económico del 6,5%.

No obstante, la mayoría de los países latinoamericanos también presentan un importante dinamismo en su crecimiento. Como es el caso de México, para el cual el BBVA estima un avance del 4,5%, Chile, con un aumento del 4,8%, Colombia, con un 4,2%, Paraguay, con un 8,4% y Uruguay, que llegaría a crecer a un ritmo del 6,3%.

Según el estudio presentado por el BBVA, los bancos centrales de los países han aplicado políticas preventivas para controlar la inflación, pero advierte de que se enfrentan a una difícil tarea por la asimetría con el ciclo de los países desarrollados. Brasil, Chile y Perú ya han comenzado a subir tipos y han adoptado otras medidas para restringir liquidez.

Joaquín Vial, economista jefe de BBVA para América Latina, al hacer un recuento de lo ocurrido en los últimos meses, menciona que el contagio de las turbulencias europeas ha sido limitado y transitorios, y que las primas de riesgo, los precios de los commodities y la cotización de las acciones se encuentran en niveles iguales o mejores que a inicios de año.

Según el informe, la región está recibiendo fuertes flujos de capital, con un peso destacado de la inversión extranjera directa (IED), que llega atraída por el mejor clima de receptividad y los altos precios de las materias primas. Aunque Vial ha querido dejar claro que la otra cara de este fenómeno son las presiones para la apreciación de las monedas, que están forzando a los bancos centrales a intervenir y podrían complicar la tarea de prevenir alzas de inflación, lo que a medio plazo podría llevar a revisar el aporte de las políticas fiscales.

El estudio concluye con una advertencia a los países para que no bajen la guardia y estén atentos a lo que ocurre en la economía global, ya que aún no se han disipado los riesgos de un aumento de la aversión al riesgo global, lo que podría significar una amenaza importante para la recuperación de la región.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA