Piñera y la Educación

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

os estudiantes chilenos se vuelven a las calles, en está ocasión, en relación al cierre definitivo por parte del Gobierno de Sebastián Piñera de la Universidad del Mar. Los universitarios de este centro y las federaciones de estudiantes del país exigen al Ejecutivo una respuesta concreta sobre la reubicación de los afectados.

Los estudiantes chilenos se vuelven a las calles, en está ocasión, en relación al cierre definitivo por parte del Gobierno de Sebastián Piñera de la Universidad del Mar. Los universitarios de este centro y las federaciones de estudiantes del país exigen al Ejecutivo una respuesta concreta sobre la reubicación de los afectados.

Los universitarios se vuelven a unir y ya han realizado varias movilizaciones a lo largo del país, unas protestas que continuarán hasta aquellos que se han visto perjudicados por el cierre de la Universidad del Mar tengan una solución que satisfaga a los 18.000 afectados.

El ministro de Educación, Harald Beyer, expresó este jueves que esperaba que en marzo próximo «gran parte» de los estudiantes de la Universidad del Mar «estén partiendo en las nuevas instituciones», pero esto no ha convencido a los estudiantes.

“Las medidas parches no sirven ni dejan contento al alumnado”. Declaró Raúl Soto, portavoz de la Asamblea de Federaciones de Estudiantes de la Universidad del Mar, a los medios locales sobre el supuesto plan de reubicación anunciado por Beyer.

En ese sentido, Soto recalcó que comenzará la etapa de movilizaciones “para, al menos, garantizar que el cien por ciento de los alumnos sea resguardado en sus derechos”, teniendo en cuenta que alrededor de un 5 por ciento del alumnado estudia carreras que no se imparten en ninguna otra institución.

Un gran número de alumnos de la Universidad del Mar teme además perder sus estudios ante el cierre de la institución. Los aranceles que tendrán que pagar podrían multiplicarse, de tal forma que serían imposibles de financiar por estos estudiantes y sus familias.

El centro universitario fue cerrado esta semana a solicitud del Gobierno. El Consejo Nacional de Educación (CNED) chileno decidió acoger una solicitud del Ministerio de Educación del país y cancelar la personalidad jurídica y el reconocimiento oficial a la Universidad del Mar por irregularidades administrativas y mala calidad de algunas de las carreras que imparte.

El departamento dirigido por Beyer denunció el «abandono» del proyecto educativo del centro con la intención de obtener ganancias, una situación prohibida por ley. Por su parte, los estudiantes pretendían que la institución fuera nacionalizada, pero el Ministerio optó por un cierre paulatino que permitiera titularse a los alumnos más avanzados y reubicar en otras universidades a los restantes.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA