Piñera ‘paga’ de más

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El escándalo por el sobreprecio que el Ministerio de Interior chileno pagó a un intermediario para adquirir aparatos de última tecnología para detectar droga se ha cobrado ya la tercera ‘víctima’ dentro de la cartera. Tras Felipe Baeza y Alejandro Peña el Gobierno ha cesado al funcionario Carlos Álvarez. La Administración de Sebastián Piñera vuelve a estar en el punto de mira, tras la polémica por la adjudicación de la explotación de litio, que finalmente fue retirada y en medio del conflicto por el sistema educativo. El escándalo por el sobreprecio que el Ministerio de Interior chileno pagó a un intermediario para adquirir aparatos de última tecnología para detectar droga se ha cobrado ya la tercera ‘víctima’ dentro de la cartera. Tras Felipe Baeza y Alejandro Peña el Gobierno ha cesado al funcionario Carlos Álvarez. La Administración de Sebastián Piñera vuelve a estar en el punto de mira, tras la polémica por la adjudicación de la explotación de litio, que finalmente fue retirada y en medio del conflicto por el sistema educativo.

Un medio de comunicación local, CipeChile, destapó que el Ministerio del Interior pagó un sobreprecio del 400% en la compra de equipos para combatir el narcotráfico. Según estas informaciones, el departamento habría adquirido tecnología de última generación para detectar y medir los niveles de droga a través de un intermediario por un total de unos 1.400 millones de euros.

Entre los equipos se compraron 52 densímetros a unos 18 millones de euros cada uno, que se pagaron a intermediario, aunque su fabricante los vende en Estados Unidos a 3,30 millones, según asegura la publicación.

Interior ha anunciado este jueves que pidió la renuncia al funcionario de la Unidad del Crimen Organizado de la cartera de Interior, Carlos Álvarez. Esta mañana ya presentó su renuncia el encargado de la polémica licitación de equipos para detectar droga, Felipe Baeza, mientras que el jefe de la división, Alejandro Peña, dimitió el pasado viernes.

Álvarez saltó a la palestra este miércoles, cuando un medio se hizo eco de que la fiscalía que lleva el caso le investigaba tras hallar correos electrónicos que le involucraban en el escándalo. Los mensajes hacen referencia al proceso de licitación, aunque el funcionario no pertenecía al equipo que se encargaba del asunto.

Pero no es la única ‘sobrada’ del Gobierno de Piñera esta semana, que vendido como un éxito propio la inversión estadounidense para adquirir la compañía AFP Cuprum, hasta ahora en manos del grupo chileno Penta.

“Es una señal de confianza en Chile extraordinaria, cuando uno ve lo que está pasando en el mundo, donde hay señales preocupantes, y cuando uno ve una inversión de esta magnitud, creo que eso demuestra una confianza en el país importante”, aseguró el ministro de Economía, Pablo Longueira, en un intento por atribuir esta venta al éxito del Gobierno chileno.

El titular de Economía aseguró además que gracias a esta y a otras operaciones “este año vamos a volver a batir el récord de la inversión extranjera en el país. Este año ya tenemos 12.000 millones de dólares (unos 9.300 millones de euros) en el primer semestre”

“Esto demuestra la solidez que muchas veces los chilenos no sabemos apreciar”, sentenció finalmente Longueira en un guiño a aquellos que critican las medidas del Gobierno de Sebastián Piñera tras afirmar que el mercado internacional ve actualmente en Chile una buena inversión.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA