Nuevos horizontes

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Varias empresas brasileñas están buscando nuevas mercados de materias. Por ese motivo, están invirtiendo considerablemente en África. El ministro de Industria, Comercio y Desarrollo brasileño, Fernando Pimentel, ha asegurado que el continente africano es estratégico tanto en el plano político como en el económico para Brasil, que está considerado como uno de los países emergentes más poderosos del mundo. Varias empresas brasileñas están buscando nuevas mercados de materias. Por ese motivo, están invirtiendo considerablemente en África. El ministro de Industria, Comercio y Desarrollo brasileño, Fernando Pimentel, ha asegurado que el continente africano es estratégico tanto en el plano político como en el económico para Brasil, que está considerado como uno de los países emergentes más poderosos del mundo.

Ya el anterior presidente, Luiz Inacio Lula da Silva, reconoció la importancia de establecer una mayor conexión con los países africanos, y la actual presidenta, Dilma Rousseff, ha visitado ese continente para asentar los pilares de las relaciones que vengan en el futuro. Así lo explicó Pimentel durante una conferencia en Rio de Janeiro.

Dentro de África, el país que más inversión brasileña atrae hoy por hoy es Mozambique. Un ejemplo es el gasto que planea realizar la minera Vale SA en este país: 8.200 millones de dólares (algo más de 6.230 millones de euros) en proyectos mineros relacionados con el carbón. Pimentel destacó, además, la creciente importancia de Ghana en el mapa de inversiones procedentes de Brasil.

El propio Lula, que intervino en el acto, habló de cómo la Primavera Árabe ha ayudado a traer la democracia a los países árabes del norte del continente. Las relaciones bilaterales entre los países africanos y Brasil asciende hasta los 27.600 millones de dólares (unos 21.000 millones de euros) en 2011, desde los 4.300 millones de dólares (3.270 millones de euros) registrados en 2002.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA