Martinelli y los sobornos italianos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente panameño, Ricardo Martinelli, ha salido al fin a defenderse de las acusaciones de corrupción y sobornos que le habían envuelto a él y a su gabinete con diversos empresarios italianos y el ex primer ministro Silvio Berlusconi. Martinelli ha tardado en aparecer en público para responder sobre estos cargos, pero lo ha hecho con paso firme y afirmando que no tiene nada que ocultar. El presidente panameño, Ricardo Martinelli, ha salido al fin a defenderse de las acusaciones de corrupción y sobornos que le habían envuelto a él y a su gabinete con diversos empresarios italianos y el ex primer ministro Silvio Berlusconi. Martinelli ha tardado en aparecer en público para responder sobre estos cargos, pero lo ha hecho con paso firme y afirmando que no tiene nada que ocultar.

El presidente de Panamá ha acusado al empresario Mauro Velocci, de ser el difamador de su ejecutivo. Según Martinelli, Velocci ha sido la persona que ha filtrado a la prensa todas las acusaciones, que a su juicio, son falsas. Además, lo ha acusado de rodearse de un mundo de drogas y de personas de dudosa reputación y de ser un “buen vendedor”.

Ricardo Martinelli ha reconocido los encuentros con el periodista Valer Lavítola- que ha sido ya detenido en Italia-, al que conoció durante su visita a Roma, dónde se reunió entre otros, con el Papa y con el entonces primer ministro Silvio Berlusconi.

El jefe del ejecutivo panameño ha negado que se realizara cárcel alguna en Italia, como se había especulado. Por otro lado, ha reconocido la compra de diversas lanchas al país europeo y haber recibido una donación de varios paneles de energía solar.

Esta misma semana, el ministro de Exteriores de Panamá, José Raúl Mulino, ha anunciado que viajará a Roma, la capital italiana, para responder ante el gobierno del país sobre las acusaciones de sobornos que relacionan al jefe de su gabinete, Ricardo Martinelli y a diversos funcionarios panameños.

La prensa italiana ha seguido muy de cerca la relación del presidente de Panamá, Ricardo Martinelli con el ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, con motivo de las presuntos sobornos que recibieron de manos del periodista Valter Vatiola.

Según han informado algunos medios, Vatiola había prometido a varios funcionarios panameños decenas de miles de euros por la construcción de unas cárceles en Italia que finalmente nunca llegaron a realizarse. Esto se enmarca en los pactos que firmaron Italia y Panamá en agosto de 2010 para comprar equipos a las sociedades Selex, Telespazio y Augusta, controladas por estatal italiana de tecnología aeroespacial y de defensa, Finmeccanica.

El diario italiano La Reppublica, ha publicado las transcripciones entre Vatiola y el director comercial de Finmeccanica, Paolo Pozzesserre, en el que se habla de entregar a Martinelli un helicóptero como anticipo del pago de 30 millones que se había prometido.

Según varios periodistas italianos, ni la entrega del vehículo aéreo ni la de los 30 millones se llevaron a cabo. Al parecer, toda la operación se vino abajo después de que viera a la luz el nombre de Lavítola en el caso de sobornos a Silvio Berlusconi.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA