Martinelli y los médicos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, se ha sentado a negociar con los médicos y sanitarios del país que han paralizado el sistema de salud por una huelga indefinida que han convocado. El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, se ha sentado a negociar con los médicos y sanitarios del país que han paralizado el sistema de salud por una huelga indefinida que han convocado.

En una mesa de negociación para que finalicen los paros, se han sentado tanto el ministerio de Salud, como los gremios panameños del sector así como la gestora de la sanidad, la Caja de Seguro Social (CSS).

Los trabajadores reclaman una subida y revisión de sus salarios. También piden que se readmita a media docena de empleados que han sido destituidos durante los cinco días que llevan realizando protestas.

Durante las últimas horas, ha surgido un nuevo mediador en esta disputa: la Iglesia. La sede de las negociaciones será Monte Alberna, detrás de la Iglesia de San Antonio de Padua, en la localidad de Bethania.

Según han informado los huelguistas, las instalaciones de la CSS están funcionando al 50% de lo normal. Los sindicatos han señalado que el 85% de sus afiliados están de acuerdo con la protesta, pero están escalonando su ausencia de los centros para no perjudicar a los pacientes.

Sin embargo, a pesar de que las fuentes oficiales de la CSS han señalado que ha habido una baja participación de los paros, el Registro Médico no ha podido cuantificar los efectos de la huelga.

Priscila Vásquez, portavoz de la Asociación de Funcionarios, dijo que el diálogo durará un mes. Además, Vásquez ha instado a sus compañeros para que no cedan ante las fuertes presiones que están recibiendo en los lugares de trabajo.

Según esa fuente, algunos sanitarios están recibiendo amenazas de sus jefes que insinúan que si no vuelven a sus puestos, podrían ser despedidos. En este sentido, el director de la CSS, Guillermo Sáez-Llorens, se ha comprometido a participar, revisar la propuesta salarial, reintegrar a dos funcionarios destituidos y a no tomar represalias.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA