Manifestaciones

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ministra de Sanidad de Perú, Midori de Habich, ha renunciado a su puesto al frente de la cartera debido a las múltiples movilizaciones que han realizado los médicos y otros trabajadores del sector para pedir aumentos salariales. La ministra de Sanidad de Perú, Midori de Habich, ha renunciado a su puesto al frente de la cartera debido a las múltiples movilizaciones que han realizado los médicos y otros trabajadores del sector para pedir aumentos salariales.

A de Habich la ha sustituido Aníbal Velásquez Valdivia, un médico especializado en Epidemias con 20 años de experiencia en el diseño de implementación de políticas de Salud que ha ocupado cargos gerenciales y de alta responsabilidad en instituciones públicas, privadas y de cooperación internacional.

En sus primeras declaraciones, ha asegurado que apuesta por seguir manteniendo el diálogo con la Federación Médica Peruana (FMP). “Vamos a tener las puertas abiertas para el diálogo con todos los gremios, porque con ellos es con quien tenemos con trabajar”.

Por su parte, el presidente de la Federación Médica Ancash Costa, Leandro Pérez Rodríguez, ha pedido al nuevo ministro que respete los acuerdos nacionales a los que se ha llegado tras la huelga médica nacional.

En cuanto a la privatización del sector le ha pedido que tenga en cuenta a los trabajadores del sector médico a la hora de elaborar una nueva reforma médica que beneficie a todos.

Igualmente, ha señalado que Vásquez no habría sido su opción preferente a la hora de ocupar el cargo, porque trabajó como viceministro en la gestión de la destituida Midori de Habich.

Por ello, pese a la renuncia de la ministra, los médicos, enfermeras y técnicos, continúan con sus movilizaciones. El pasado jueves, los trabajadores de servicio de los hospitales públicos cumplieron 15 días de huelga pidiendo aumentos salariales y mejores condiciones laborales.

Según ellos esta reforma, la ministra prefirió dimitir antes de ser cesada, pues en el Gobierno de Ollanta Humala la consideran culpable de la crisis del sector, es el paso previo a la privatización del sector sanitario en Perú.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA