Los chilenos salen a la calle

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las reivindicaciones ciudadanas se le acumulan al Gobierno chileno de Sebastián Piñera, que esta semana ha sufrido una marcha multitudinaria en contra del negocio en la educación y una huelga de los mineros de la estatal Codelco. Los estudiantes han reanudado su lucha por una educación pública de calidad en una concentración multitudinaria que ha reunida a más de 100.000 personas en las calles de la capital de Chile. Las reivindicaciones ciudadanas se le acumulan al Gobierno chileno de Sebastián Piñera, que esta semana ha sufrido una marcha multitudinaria en contra del negocio en la educación y una huelga de los mineros de la estatal Codelco. Los estudiantes han reanudado su lucha por una educación pública de calidad en una concentración multitudinaria que ha reunida a más de 100.000 personas en las calles de la capital de Chile.

En la primera protesta multitudinaria del año de los estudiantes y profesores chilenos, han tenido el apoyo de muchos trabajadores. La principal central sindical del país y diversas organizaciones sociales se ha sumado a la marcha, que avanzó de forma pacífica pero terminó en enfrentamientos entre un grupo de encapuchados y los antidisturbios.

La manifestación fue convocada por la Confederaciòn de Estudiantes de Chile (Confech), el Colegio de Profesores y las dos principales asociaciones de alumnos de secundaria, que reavivaron su lucha debido a diversos escándalos que han salpicado a miembros del Ejecutivo de Sebastián Piñera y al intento de la exmandataria y candidata de la oposición, Michelle Bachellet, de utilizar el malestar del colectivo educativo como arma política.

Los cierres de centros, como la Universidad del Mar, el despido de profesores, la falta de recursos y el lucro generado por la educación son las principales razones que han argumentado los convocantes para salir a la calle.

Con ello, han pretendido además que las promesas relativas a la educación que han apresurado a anunciar los distintos partidos políticos ante las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo mes de noviembre, no caigan en el olvido después de los comicios.

No es el único colectivo que ha mostrado su malestar con el Gobierno durante la presente semana, los trabajadores de la estatal Codelco han realizado un paro de 24 horas para exigir mejoras salariales al que se han sumado empleados de distintas mineras privadas.

Los mineros de la mayor productora mundial de cobre solicitaban de esta manera a las autoridades una ampliación de las medidas de seguridad para evitar accidentes laborales como el que costó la vida el pasado 23 de marzo al trabajador Nelson Barría por un desprendimiento en la mina Radomiro Tomic.

El incidente provocó el cierre de la división y la dimisión del gerente general de Radomiro Tomic, Francisco Carvajal, después de que los operarios de la explotación iniciaran una paralización gradual de los trabajos y el Sindicato de Trabajadores exigiera la salida de Carvajal.

Pero los mineros pedían además un cambio en el sistema de pensiones y buscan denunciar la tercerización de las funciones a través de empresas contratistas. La huelga ha sido convocada por la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC), el sindicato principal de Codelco, y la Federación Minera de Chile (FMC), que agrupa a trabajadores de mineras privadas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA