La situación de la economía mexicana

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Este domingo, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, sabrá si su iniciativa, que busca acelerar el crecimiento económico, será aceptada o no. La reforma en materia hacendaria que prepara el Gobierno ya esta lista para ser presentada ante el Congreso este domingo. La iniciativa se centra en simplificar el pago de impuestos, ampliar la base de contribuyentes con la incorporación de la economía informal, eliminar algunos regímenes especiales y hacer que el sistema de Hacienda sea “más justo y progresivo”.

Así al menos lo asegura el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, que asegura apoyar esta medida por tener, como principal objetivo, buscar “acelerar el crecimiento económico” del país, según una entrevista que publica el diario mexicano ‘El Financiero’. Esta reforma también pretende promover mayores y mejores facultades tributarias para las entidades federativas y municipios, como la ampliación de las atribuciones de control y cobro.

Además de esta propuesta, Peña Nieto pretende plantear una iniciativa para la creación del Sistema de Seguridad Social Universal, el cual incluiría cuatro elementos fundamentales: acceso efectivo a los servicios de salud, pensión para la vejez, seguro de desempleo y seguro de riesgos de trabajo. Así, toda la población mexicana tendría pensión y acceso efectivo a la salud, al mismo tiempo que dejarían de existir los incentivos para ingresar o permanecer en la economía informal, lo que aumentaría la calidad de los empleos, la productividad y el crecimiento económico.

Además, el mandatario piensa que el gasto público no debe estar fuera de la reforma fiscal ya que, si no, no se podría augurar su buen desempeño. “Tiene que ser ingreso-gasto y la parte de deuda, que es el trípode de las finanzas públicas”. También piensa que hay que tener bien claros los indicadores que puedan orientar la asignación de los recursos.

Opinó que, al igual que en los países desarrollados, lo principal del sistema tributario deben ser los impuestos indirectos, básicamente el IVA, generalizándolo a una tasa de un 16% en todo el país y excluyendo de los regímenes especiales a los alimentos y las medicinas. “De esta forma estarían aumentando la base, minimizando distorsiones y maximizando recursos y recaudación, porque esto ayudaría al muy corto plazo”, según expertos economistas especializados en la materia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA