La Justicia contra el Gobierno

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los jueces argentinos de la Cámara Civil y Comercial encargados de la ley de medios se han quejado ante la Corte Suprema de las presiones recibidas del ambiente de la presidenta Cristina Fernández. Así se unen a la causa contra la gobernante de ‘los Moyano’, líderes del principal sindicato. Los jueces argentinos de la Cámara Civil y Comercial encargados de la ley de medios se han quejado ante la Corte Suprema de las presiones recibidas del ambiente de la presidenta Cristina Fernández. Así se unen a la causa contra la gobernante de ‘los Moyano’, líderes del principal sindicato.

Por primera vez en treinta años de democracia, un fuero judicial casi en pleno se ha quejado ante la máxima autoridad de Justicia argentina por las presiones del Gobierno, que según ellos, afectan a su independencia, administración de justicia y futuras causas en las que tenga que ver el Estado.

Seis jueces y el secretario general de la Cámara Civil y Comercial Federal se ha advertido de “la situación de notable excepcionalidad a la que se enfrente este Tribunal en este caso”. Estas letras fueron enviadas a la Comisión Permanente de Protección de la Independencia Judicial que coordinan dos ministros de la Corte, las jueces Carmen Argibay y Elena Highton de Nolasco.

Aunque, tal y como puede leerse en el periódico argentino Clarín, los jueces han presentado, además de esta advertencia, una petición de auxilio a la Corte. Estos juristas son los encargados de decidir la constitucionalidad de dos artículos de la ley de medios.

Según puede leerse en el periódico latinoamericano, los magistrados han sido sacudidos por una serie de embates a cargo del Ejecutivo, que busca un fallo favorable y además, que se conozca antes del 7 de diciembre.

En cualquier caso, el asunto no termina de estar claro, pues los jueces denunciantes han puesto en conocimiento de la Corte que diez de ellos, dos de la primera instancia y ocho camaristas han sido acusados, denunciados o amenazados y tuvieron que abandonar la causa.

En su queja, han añadido una polémica carta, enviada en tono perentorio al titular de la Cámara por el ministro de Justicia, Julio Alak, en la que le instruía en como debía designar a los magistrados para suplir las vacantes que se han ido quedando en el Tribunal.

Los magistrados firmantes de la queja mandada al Tribunal Supremo son Guillermo Antelo, Alfredo Gusmán, Ricardo Guarinoni en su calidad de titular de la Cámara, Graciela Medina, Ricardo Recondo, María Susana Najurieta y, como secretario general, Gustavo Bocanera.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA