La inflación se desacelera

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La inflación anual de México ha subido un 0,14% en la primera mitad de agosto, lo que supone un avance menos acentuado que en meses anteriores, debido a la moderación del alza en los precios de algunos productos agropecuarios las últimas semanas. La inflación anual de México ha subido un 0,14% en la primera mitad de agosto, lo que supone un avance menos acentuado que en meses anteriores, debido a la moderación del alza en los precios de algunos productos agropecuarios las últimas semanas.

En los 12 últimos meses terminados en la primera quincena del presente meses el índice de precios ha avanzado un 4,45% desde el 4,42% de junio. Así lo ha hecho saber el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Aunque el precio de algunos alimentos ha caído durante este período, como las frutas y las verduras, que se han desacelerado más de un 1,7%. Para Enrique Alvarez, jefe de análisis de IDEAGlobal para América Latina, es “sorprendente que haya bajado tanto”.

Aunque también ha querido señalar que este dato no va a conseguir que la inflación caíga en México, “sobre todo teniendo en cuenta, el aspecto externo”. De hecho, la inflación del país se aceleró en junio y julio por encima del 4% debido al avance del precio de los huevos, un producto básico en la dieta de los mexicanos, debido a un brote de gripe aviar en el oeste del país.

Para luchar con este problema, el Gobierno está llevando a cabo una serie de medidas, como la eliminación de aranceles para la importación de huevos, para así poder competir con los elevados precios que han alcanzado en los últimos días.

El jefe de Banco de México, Agustín Carstenes, por su parte, consideró la semana pasada que la aceleración obedece a “factores coyunturales”, por lo que los precios deberán bajar del 4% en cuarto trimestre y oscilar entre el 3% y el 4%.

De cualquier modo, la caída de la inflación a principio del mes de agosto se ha debido a la inflación subyacente, que ha avanzado un 0,16% durante este tiempo y coloca la tasa anual en un 3,7%.

En otro orden de cosas, el Banco de México ha mantenido su tasa de interés en un 4,50% desde julio del 2009, con la inflación relativamente bajo control y debido a los temores de un evento catastrófico en la Eurozona, que pueda afectar la marcha de la economía mexicana.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA