La huelga les pasa factura

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Secretaría de Educación Pública (SEP) descontó 1,5 millones de dólares a más de 32.000 trabajadores de la Administración Federal de Servicios Educativos en el Distrito Federal, por faltar a clases sin justificación entre el 21 de agosto y el 19 de septiembre. La Secretaría de Educación Pública (SEP) descontó 1,5 millones de dólares a más de 32.000 trabajadores de la Administración Federal de Servicios Educativos en el Distrito Federal, por faltar a clases sin justificación entre el 21 de agosto y el 19 de septiembre.

Dicha administración depende directamente de la SEP, por tanto el Gobierno federal puede hacer los descuentos a sus salarios, a diferencia de los estados, donde esa facultad le compete al Ejecutivo estatal, según informa Américaeconomía.com.

Sin detallar si habrá despidos, la dependencia federal ha destacado que ese montante descontado corresponde a 46.681 plazas que ocupan 32.190 trabajadores, sobre todo maestros. Mientras, en Chiapas la Secretaría de Educación estatal dio 855 órdenes de comisión para igual número de profesores con el fin de cubrir interinato.

“Con base en la normatividad vigente, la Secretaría de Educación Pública, a través de la Administración Federal de Servicios Educativos en el Distrito Federal, aplicó descuentos al salario por inasistencias a 46.681 plazas del servicio educativo, que ocupan 32.190 trabajadores que laboran en diversas escuelas de la Ciudad de México, que suman un montante de 1,5 millones de dólares, aplicados a partir de la quincena 16 de esta anualidad”, informó la SEP.

En un comunicado, la dependencia a cargo de Emilio Chuayffet Chemor señaló que los descuentos fueron por faltar a clases en el periodo que va del 21 de agosto al 19 de septiembre, lo que equivale a casi un mes, en el que si algún maestro faltó tres ocasiones debería ser despedido con base en la recién aprobada Ley General del Servicio Profesional Docente, donde quedó estipulado que tres inasistencias injustificadas en un lapso de 30 días, o en tres días seguidos, es motivo para ser dado de baja del servicio educativo.

No obstante, la SEP sólo señaló que aplicó descuentos a salarios de maestros y trabajadores que se han ausentado justamente en el periodo en el que han participado en las movilizaciones de la Coordinador Nacional de Trabajadores

de la Educación (CNTE) contra la reforma educativa.

Dicha suma se aplicó en todos los niveles de educación básica donde se registraron “irregularidades por parte de los trabajadores”.

En Educación Preescolar descontaron salarios a 1.478 profesores; en primaria, a 16.853 maestros, y en secundaria, sancionaron a 4.081 docentes, mientras que en educación especial, a 690 maestros se les aplicó descuentos.

Todos esos trabajadores están adscritos a la Dirección General de Operación de Servicios Educativos (DGOSE) que administra los planteles de 15 delegaciones políticas del Distrito Federal, con excepción de Iztapalapa.

Respecto de los trabajadores de Iztapalapa, la Secretaría informó que se aplicaron descuentos a un total de 9.088 profesores desde preescolar hasta secundaria.

No obstante, la SEP no puede aplicar este tipo de descuentos en los estados donde los maestros se han ausentado de las aulas de manera injustificada y que han participado en los bloqueos de carreteras, avenidas o toma de edificios públicos, debido a que la descentralización educativa señala que la autoridad o patrón de los maestros de los estados son los gobiernos locales y, por lo tanto, son ellos quienes deben aplicar la misma medida que aplicó

la SEP a maestros que laboran en la Ciudad de México.

No obstante, la dependencia federal omitió señalar si algún maestro o trabajador de la educación ya fue despedido por ausentarse de manera injustificada de las aulas durante tres días seguidos o en un lapso de un mes.

Ante la falta de transparencia al respecto y ante la situación que prevalece sobre el conflicto magisterial con la CNTE, legisladores y representantes de organizaciones civiles, como Mexicanos Primero, han demandado en días pasados a los gobiernos estatales y a la SEP a aplicar la ley y despedir a los maestros por faltar.

El martes pasado, Claudio X. González criticó que las autoridades incumplan con las leyes aprobadas. “Se tienen que poner serios los gobernadores, se tienen que poner los pantalones, porque éstos les han faltado”, aseveró ese día.

Pero no fue el único en exigir a las autoridades aplicar los despidos masivos, como lo hicieron senadores y diputados, porque no es posible que se pongan a negociar cada despido, argumentaron, ya que si la ley lo determina, las autoridades tienen que cumplir con su responsabilidad.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA